La Revista

El Aparapita llegó a su primer año cargado de sueños

Iniciativa. Elías Blanco es el gestor cultural que ha documentado la vida de unos 2.000 artistas 

La Razón / Ana María Ramírez y Mauricio Quiroz / La Paz

02:00 / 19 de abril de 2013

El centro cultural El Aparapita cumplió un año de vida con muchos sueños y proyectos por realizar, aunque hasta el momento ya ha logrado constituirse en el único referente de su género en la zona Este de La Paz. 

La iniciativa, desarrollada por el periodista e investigador Elías Blanco Mamani (50), ofrece cada día un aporte bibliográfico, tanto impreso como digital, de 2.000 reseñas que corresponden a personajes bolivianos vinculados con la cultura. Éste es el resultado de un trabajo de casi dos décadas.

Un día como hoy en la cultura, un espacio del desaparecido periódico Presencia de la década de los años 90, fue la sección en la cual el investigador escribió las primeras biografías sobre personajes destacados en la historia y la cultura bolivianas. Desde ese momento, según contó el mismo Blanco a La Razón, decidió fortalecer su trabajo elaborando diccionarios sobre temas culturales.

“Todos estos trabajos los he financiado con un pequeño restaurante familiar que tengo en casa que también es un museo, en donde se puede apreciar principalmente retratos y obras culturales de varios artistas”, explicó. Fue así como el 1 de abril de 2012 nació el centro cultural El Aparapita, ubicado en la avenida 31 de Octubre de Villa San Antonio. Él escogió a este personaje por ser “el cargador característico de La Paz, el trabajador más simple y humilde que existe”, añadió.

Alemanes, argentinos y chilenos; potosinos, paceños, tarijeños y cruceños en la cultura boliviana, son algunas de las obras que el investigador ha plasmado para brindar un aporte al conocimiento de la historia de Bolivia. “En el país no hay un registro de gente que hizo y hace cultura”, afirmó Blanco, quien hace dos meses publicó la segunda edición de su libro Alemanes en la cultura boliviana, con el que logró registrar a 65 actores.

Su admiración por el poeta y literato paceño Jaime Saenz, que falleció en 1986, es una de las inspiraciones que Blanco tiene desde hace más de 20 años. “De él nació la inspiración para seguir investigando. Saenz decía que no hay nada más grande, lindo e importante que investigar una obra porque con ella uno puede aportar a su país y eso me satisface”.

La importancia de internet en la actualidad no pasa desapercibida para Blanco. Por esta razón, el periodista decidió vaciar datos de sus obras en una bitácora en línea denominada Diccionario cultural boliviano. “Vacié más de 2.000 biografías y pronto se llegará a las 400 mil visitas. Este diccionario lo utilizan también otros países porque sé que las bibliotecas ya no son tan consultadas como pasa ahora con internet”, informó.

Más adelante, Blanco planea publicar el octavo tomo de Paceños en la cultura boliviana, el cual estará listo para mayo, además de un diccionario de cuentistas bolivianos y la biografía del escritor Óscar Cerruto. “El año pasado se cumplieron 100 años de su nacimiento, lamentablemente no se han hecho mayores trabajos; entonces estoy intentando homenajearlo para destacar su obra”. Hasta la fecha son 16 los libros publicados por Blanco. Y está seguro que su aporte es útil para la gente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia