La Revista

Dolores Andrade trae de Ecuador ‘Cal y Canto’

Arte. La muestra abrirá el martes en el Museo San Francisco, a las 19.00

Creadora. La artista durante su visita al periódico La Razón.

Creadora. La artista durante su visita al periódico La Razón. Ignacio Prudencio.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

01:37 / 01 de agosto de 2015

Un viaje por sitios precolombinos de Sudamérica nutrió a la artista ecuatoriana Dolores Andrade para su nueva muestra Cal y Canto, que presentará el martes en el Museo de San Francisco, a las 19.00. 

“Como venía pensando en el nombre de la exposición y vi estos espacios gigantes de un imperio hecho de piedras (Machu Picchu o Tiwanaku), pensé: todo se disuelve, es transitorio y va quedando polvo, que tratamos de recuperarlo”, explicó.

Así, Andrade se puso a imaginar que en los espacios en blanco o vacíos las presencias quedan para conversar con los ancestros y quiso mostrar ello en esta muestra que agrupa esculturas e instalación.

“A nuestra sociedad le falta este tiempo para reflexionar y conversar con ese pasado con el que estuvo conectado. Todo se disuelve, es transitorio y va quedando polvo que de alguna manera tratamos de recuperarlo”, indicó la pintora.

Esa fue la razón por la cual, cuando llegó a La Paz, le puso Cal y Canto. “La cal es una piedra que le pones agua y se disuelve en segundos. Se usa para limpiar, curar y desinfectar. En este caso se aplica a las sociedades que precisan una desinfección”, complementó.

La ecuatoriana usa los sentidos figurativos para mostrar en sus piezas la liberación de las cosas que nos retienen y que “va más allá en un sentido espiritual. El mundo necesita más cal blanca que limpie. Antes se curaban los árboles con cal. Lo del canto, lo sumé porque todos necesitamos cantar y que nos arrulle para recuperar los sueños”.

A partir de un poema del peruano César Vallejo, la artista creó nueve monstruos. “El tiempo ha hecho su efecto y de ellos solo tomé siete para Cal y Canto. Sumé una sorpresa preciosa, lo que pasa es que caminando por La Paz me encontré con las tuntas, estas papas de cal”.

Por eso en la instalación, además de cal y velas, habrá tuntas ocupando el espacio. Los monstruos son esculturas de collages grandes en bastidores y se acompañan con todos los elementos blancos. “Busco exorcizar y purificar. En el arte siempre está el artista que es un ser social que suele preocuparse continuamente por lo que pasa en su entorno”, añadió.

Andrade nació en Quito y comenzó en la pintura desde muy pequeña. En la actualidad es una de las artistas más reconocidas de su país y su visita a La Paz se realiza gracias a la invitación de la Embajada de Ecuador en Bolivia por su mes patrio.

“Cuando empecé, trabajé escultura en arcilla preocupada por la tierra, fue hace 20 años, un periodo de escultura en arcilla que luego quemaba. Era despertar a la gente para que vea a la tierra tal como es”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia