La Revista

Baile del tubo: de la noche a los escenarios bolivianos

Danza. En La Paz, hombres y mujeres de toda edad aprenden esta técnica como deporte y arte.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 27 de septiembre de 2015

Un tubo de pole dance, baile del caño, es el centro de una obra de teatro. El elemento promovido en clubes nocturnos se valora como danza y deporte. En Bolivia hay estudios dedicados a esta disciplina; mujeres que la practican se sienten empoderadas.

“He visto un elemento más allá de lo que puede parecer el tubo. Tiene que ver con el tema de las mujeres, de apropiarse de algo y darle la vuelta, porque el caño siempre fue visto como herramienta para una mujer que está mostrándose y entreteniendo al hombre”, explicó la dramaturga Camila Urioste, quien utilizó el pole dance en la obra de teatro Vértigo.

“Ahora es la mujer la que se ha apropiado del tubo como una forma lúdica, para mostrar su propio cuerpo, sensualidad y como sujeto de la misma”, comentó.

Esta práctica, que se caracteriza por su sensualidad y por el excelente estado físico que requieren quienes la siguen, se ha convertido en un espectáculo acrobático que ingresó en el campo del arte. “La usé en la dramaturgia para tejer un texto, donde es un elemento para contar una historia. Desarrollamos el proyecto con mi mejor amiga, que es bailarina (Camila Bilbao). Aprovechamos la obra y la técnica para mostrar cómo las mujeres caemos en tantas trampas”, indicó Urioste.

El pole dance actualmente es considerado un deporte artístico y en Bolivia se practica en estudios de danza de distintos departamentos, como Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. En esta última ciudad trabaja Cecilia Ardaya Daza, que hace cinco años practica esta disciplina y hace tres entrena en el estudio Turmalina (Av. 6 de Agosto, edificio Girasoles). “Comencé con este deporte porque me llamó la atención y sabía que no era nada fácil. Requiere disciplina y dedicación”, contó Ardaya, que además es instructora.

Para ella este elemento se fue resignificando y pasó de lo marginal, de ser una práctica para clubes nocturnos y desnudistas, hasta consolidarse como un deporte.

“Lo lindo del tubo es que hace que las chicas quieran seguir entrenando porque cada día es un logro. Hay cosas tan simples como la subida, pero después de un día, un mes o varios, lo logras. Además ayuda a subir el autoestima y las mujeres suelen sentirse muy seguras de sí mismas y empoderadas, porque el cuerpo cambia sustancialmente y mejora la musculatura”, explicó.

Ver a Ardaya haciendo los giros con gran equilibrio es tan sorprendente como verla sostener todo su cuerpo con los brazos. “Te hace sentir bien porque cada vez es más fácil realizar las series. Uno gana la fuerza y las condiciones necesarias para las acrobacias. El cuerpo se tonifica”, comentó.

Si bien este baile se visibilizó en los llamados table dance, su origen es mucho menos mundano:  viene del Mallakhamb, que se practica en la India y sus orígenes se remontan al 1135 DC, aunque no fue hasta el siglo XVIII que fue puesto en práctica por más gente. En sus inicios era exclusivo para luchadores hombres.

“La finalidad era desarrollar más velocidad, mejores reflejos, concentración y coordinación. Este deporte ya está en las olimpiadas mundiales”, comentó Ardaya.

En China existe un deporte similar conocido popularmente como vara china y es considerado un arte puesto en práctica por profesionales.  “Hay diferentes escuelas que se enfocan en lo artístico y otras en lo sensualón. En Turmalina nos enfocamos más en la acrobacia, aunque es un deporte sensual porque vienes con short y necesitas tu piel para sostenerte”, aclaró la instructora.

No solo mujeres bailan el tubo. El bailarín contemporáneo Esteban Cárdenas quedó también seducido desde hace un año y medio por el caño. “La danza me dio un montón de herramientas como la fuerza y la coordinación. No veo al pole dance distanciado del arte, sino muy cercano”.

El coreógrafo —que también imparte clases— usa el tubo para contar historias y ofrecer espectáculos que unan danza y teatro. “Es como el palo chino, en Asia, en el que se van tejiendo historias. Desde estos últimos diez años que se ha dado un cambio grande en la interpretación del pole dance, donde hay competiciones y también demostraciones artísticas”, comentó el bailarín.

  • Redes

La escuela de pole dance se encuentra en el perfil Facebook: www.facebook. com/turmalina. poledance.

  • Ejercicio

Los movimientos, trucos y acrobacias realizados sobre la barra permiten ejercitar y modelar la figura.

  • Actividad

El pole dance no tiene restricción de edad ni de género, según los instructores, lo más importante es la voluntad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia