La Revista

Carlos López: 'Los bolivianos verán un espectáculo seguramente mejor que el original’

Integrante y director orquestal de Les Luthiers desde 1969. Carlos López Puccio conversó con La Razón sobre la presentación que el grupo humorístico argentino ofrecerá en Santa Cruz a finales de agosto.

Presentación. López Puccio y su elenco humorístico ofrecerán ‘Lutherapia’ en Sonilum de la ciudad de Santa Cruz, el 23 y 24 de agosto.

Presentación. López Puccio y su elenco humorístico ofrecerán ‘Lutherapia’ en Sonilum de la ciudad de Santa Cruz, el 23 y 24 de agosto.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:00 / 09 de junio de 2013

López Puccio habló acerca del proceso creativo de Lutherapia, el show que traerán a Bolivia, de las temáticas que enfocan y del mayor compositor del elenco, Johann Sebastian Mastropiero. Opinó además sobre la expectativa que ya tienen de su primera presentación en el país.

— ¿Qué esperan del público boliviano?

— Tenemos una deuda con este público: hemos actuado en muchos países, especialmente en los de habla hispana, pero jamás nos presentamos en Bolivia. No sé mis compañeros, pero yo nunca he estado como turista. Así que esta será una gran oportunidad para conocernos y reparar la deuda.

Lutherapia se estrenó en 2008. ¿El show que presentarán en agosto tendrá novedades?

— Nuestros shows evolucionan, aunque lentamente. Se ajustan, mejoran y crecen por el contacto y la reacción del público.

Pero hacemos un humor casi de precisión. Buscamos el mejor camino para lograr la risa y luego tratamos de no apartarnos demasiado de él. Con seguridad el show que llegará a Bolivia tendrá mejoras respecto al estreno de 2008. Es la evolución, producto del rodaje previo del espectáculo. Los bolivianos verán una presentación seguramente mejor que la original; pero en esencia, la misma.

— ¿Cada cuánto tiempo preparan un espectáculo?

— Lo normal, desde hace mucho tiempo, es producir un espectáculo cada tres años (La última obra del elenco ¡Chist! se estrenó, hace dos años, en 2011).

— ¿Cómo surgen los shows de Les Luthiers? ¿Quién desarrolla el guion y los números?

— La autoría tanto de las letras como de la música es oficialmente de todos por igual. Así lo sentimos y por eso hace muchos años que optamos por declarar públicamente que la creación es colectiva. En realidad cada cual aporta en zonas en las que se maneja con más soltura o conocimiento —hay una natural división del trabajo—, pero el producto final es fruto del aporte de todos.

— ¿Rescatan en sus presentaciones hechos de la coyuntura política?

— El humor de Les Luthiers siempre ha sido atemporal. Nunca hicimos referencia a hechos de la actualidad y mucho menos de política. No hacemos jamás mención al suceso del día, de la portada de los diarios. No hay, casi nunca, nombres de personas reales, ni acontecimientos recientes. Trabajamos con estereotipos, con los conceptos abstractos. Por eso nuestro humor ha probado ser internacional y, por lo visto, duradero.

— A 46 años de la fundación de Les Luthiers, ¿cómo evalúan su éxito?

— Sigue sorprendiéndonos. Todo empezó como un juego hace casi 50 años —aun antes de la fundación de Les Luthiers en 1967— y gradualmente se convirtió en este éxito que nunca cesó y que, además, se convirtió inesperadamente en nuestro modo de vida.

— ¿Cómo definiría usted a Les Luthiers?

— Es un grupo que presenta espectáculos de música y humor. Sus shows se basan en una mezcla de muchos elementos: música, humor, mímica, parodia, ironía, teatro... Y además se le agrega un ingrediente singular: los raros instrumentos construidos por ellos mismos, parodias de los instrumentos reales o artefactos sonoros que son totalmente novedosos.

— ¿Qué les motivó a unir la comedia con la música?

— Tal vez haya sido la certeza de que no éramos ni grandes músicos ni grandes actores.

—¿De dónde surge el personaje de Mastropiero?

— Mastropiero es la contrafigura del mítico genio de las biografías musicales. Es tan mediocre, plagiario e incompetente como Beethoven o Mozart fueron genios. Un personaje arquetípico que, por oposición a los verdaderos grandes, nos ha permitido, contrastando con el estilo de las biografías clásicas de grandes compositores, aumentar el peso de las parodias, los errores y las miserias más inimaginables en un supuesto gran artista.

— ¿Hay la posibilidad de que en futuras giras puedan regresar a Bolivia, a otras ciudades?

— Claro que sí. Si nos permiten regresar después de habernos visto (en Santa Cruz).—

¿Hasta cuándo continuarán alegrando al mundo?

— Mientras las piernas nos soporten.

— ¿Cuál es el siguiente proyecto de Les Luthiers?

— ¡Presentarnos en Bolivia!

Perfil

Es el artífice de varias de las funciones

Nombre: Carlos López Puccio

Nació: 09-10-1946, en Rosario, Argentina

Profesión: Director de orquesta

Comenzó a estudiar violín a los diez años. Más adelante cantó y tocó la viola da gamba durante ocho años en el conjunto Pro Música de Rosario.

El músico y humorista comentó que, cuando llegó el momento de transformar su interés por la música en una carrera, tuvo que negociar con su familia.

“Yo deseaba ser director de orquesta; mis padres querían que tuviera un título universitario. La opción, entonces, era estudiar música en la universidad”, recordó.

A fines de 1969 fue invitado para ayudar a Les Luthiers. Su papel inicial en el conjunto fue el de artista contratado. En enero de 1971, cuando la primera gira de Les Luthiers en Mar del Plata no generó los resultados económicos esperados, el grupo le propuso a López Puccio ser un miembro más. “Me invitaron a hacerme socio de una desventura, de una bancarrota. Y naturalmente acepté”, manifestó el artista en una publicación del sitio electrónico de la agrupación.

Además de su trabajo con Les Luthiers, López Puccio dirigió varios conjuntos de música clásica.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia