La Revista

El último convite reunió al menos a 30.000 bailarines

Ratificaron su promesa a la Virgen del Socavón antes de la entrada

Tricolor. Con las mantas luciendo el rojo, amarillo y verde, las cholitas platilleras fueron la sensación del último convite del Carnaval.

Tricolor. Con las mantas luciendo el rojo, amarillo y verde, las cholitas platilleras fueron la sensación del último convite del Carnaval. Juan Mejía.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

02:00 / 09 de febrero de 2015

Unos 30.000 danzarines agrupados en 52 conjuntos folklóricos protagonizaron ayer el último convite del Carnaval de Oruro, peregrinación iniciada a las 07.00 por la Gran Tradicional Diablada Auténtica Oruro, encabezada por autoridades religiosas y culturales, hacia el santuario de la Virgen del Socavón, donde a los pies de la imagen ratificaron su fe para bailar, según la tradición, tres años.

Desde el primer convite, todos los conjuntos folklóricos —tras visitar el templo del Socavón para una ceremonia de ofrecimiento y permiso para bailar— fueron asistiendo los subsiguientes sábados a otras ceremonias como las veladas a la Virgen y los ensayos, hasta llegar al último convite con la euforia de las 18 especialidades.

El presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos Oruro (ACFO), Jacinto Quispaya, dijo que este día no solo hubo música y baile de 52 grupos, sino también la ratificación de la fe a la Virgen del Socavón. Todo está listo para la gran peregrinación del sábado de Carnaval, hasta llegar de rodillas a los pies de la Virgen.

Cerca de 30.000 bailarines protagonizaron el último convite. “Son danzarines de Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y del extranjero los que bailan en el Carnaval de Oruro, algunos por primera vez y otros cumplen dos y tres años”, afirmó.

“Cada bloque está conformado por ocho y nueve conjuntos, pero con variedad de danzas. Todos ingresaron de acuerdo con el rol organizado para la peregrinación del sábado 14 de febrero, y demostraron disciplina y orden en el ingreso”, agregó.

Según los folkloristas, el último convite es una especie de ofrenda que se realiza a la Virgen del Socavón, por lo que todos los grupos ingresaron con sus pasantes por delante. Además de ratificar su fe para bailar tres años consecutivos, se comprometieron a mantener la tradición del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

La Razón observó que pese a la prohibición a los danzarines de beber alcohol, aquello no se cumplió, en especial en bloques de jóvenes de caporales y morenadas. El recorrido, que algunos grupos hicieron en tres horas, se inició en la calle Aroma hasta la Av. 6 de Agosto, siguió hasta la calle Bolívar, la plaza 10 de Febrero, Bolívar-Petot, Adolfo Mier e ingresó a la Avenida del Folklore hasta  el templo del Socavón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia