La Revista

Todos somos Caupolicán

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo H.

02:00 / 18 de abril de 2016

La guerra que Ercilla cantara todavía continúa”. Es la última frase de La Araucana (versión del poema épico), del elenco Tyro Teatro Banda, bajo la dirección de Pancho Sánchez (que también actúa). De repente, los cuatro juglares (y su gran abanico de recursos expresivos y musicales) nos rescatan del ayer colonial de la obra y nos traen de vuelta al hoy: la ocupación y privatización de tierra de los mapuches, tildados de “terroristas” por los gobiernos chilenos de todo color político. Esto que fue pasado hoy es presente. El teatro popular puede usar el cuerpo y la pantomima (a las mil maravillas); puede tener identidad y calidad; puede explotar el humor con sentido ácido y crítico; puede contarnos la historia de otra manera (mixturada) para conocernos y mirarnos mejor entre los pueblos; y puede emplear literatura y música no como excusa y descanso, sino como aporte dramatúrgico: los actores recitan y ejecutan en vivo instrumentos de la época  como el pandero, las flautas dulces o la viola da gamba.  Tyro Teatro Banda puede, lo hace y lo borda. Pancho Sánchez trajo al Fitaz la noche del sábado la mejor tradición del teatro popular comprometido y así lo agradeció una platea con aplausos de pie y bravos por doquier. Todos somos Caupolicán, la lucha continúa.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia