La Revista

Blue Jasmine

El filme compite por Mejor Guión Original, Mejor Actriz y Mejor Actriz Secundaria

Una escena del filme del director Woody Allen.

Una escena del filme del director Woody Allen. Cinemascine.

La Razón (Edición Impresa) / Claudio Sánchez / La Paz

00:01 / 23 de febrero de 2014

Es posible que ésta sea la mejor película que Woody Allen ha hecho en los últimos 20 años. No hay duda de que el retorno del director a su geografía primaria —y con esto, a sus personajes más extraordinarios— deja en el espectador el dulce gusto de reencontrarse con el admirado realizador de clásicos inevitables.

San Francisco es el escenario de un drama que incorpora ciertos elementos que ya habíamos descubierto en la filmografía de Allen, con Septiembre (1987) o Interiores (1978). En Blue Jasmine nos involucramos en la historia de Jasmine —magníficamente interpretada por Cate Blanchett—, una mujer que queda al margen de los excéntricos placeres comprables de la vida, aquellos que se consiguen con el dinero, y que en Nueva York pueden ser vividos de un modo extraordinario.

Ante el descalabro financiero en el que se encuentra Jasmine, luego de una lujosa vida con su esposo, ella se ve obligada a tener que buscar ayuda en su hermana Ginger (Sally Hawkins), quien está empezando una nueva relación amorosa luego de su separación con su marido. Construida a través de continuos flashbacks que permiten ir descubriendo lo que de algún modo suponemos, la cinta incorpora también gestos al mejor estilo de Bergman y ha sido emparentada en múltiples oportunidades con la célebre Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951).

Más allá de sus posibles relaciones de diálogo con el propio cine, lo que ofrece Allen con esta nueva propuesta es dejar en claro que él es un gran director y que todavía tiene mucho por entregar. Sorprender a un espectador que ya ha consumido gran parte de su obra, y que además dialoga con tendencias más actuales, es el gran logro que alcanza esta historia.

Pistas

‘Un tranvía llamado deseo’

Esta adaptación al cine de la obra homónima del dramaturgo estadounidense Tennesse Williams fue llevada a la pantalla grande, tras ganar el Pulitzer de teatro en 1948. Dirigida por Elia Kazan, la película protagonizada por Marlo Brando y Vivien Leigh fue estrenada en 1951 y ganó cuatro Oscar. El largometraje en blanco y negro ha sido citado en varias oportunidades dentro de otras cintas, incluso en la animación The Simpson, que en todo caso hace referencia al musical, también inspirado en la pieza teatral.

El músico

Blue moon, pieza clásica de los mejores años del jazz, compuesta por Lorenz Hart y Richard Rodgers, es parte de la banda sonora de esta película de Allen. Así también reconocemos el buen oído del director, que se desempeña habitualmente como intérprete de clarinete junto a una big band. Sobre este capítulo de su vida, hay un documental de Barbara Kopple, Wild man blues (1997), en el que se registra una gira musical realizada por Europa, en la que Allen recorre Madrid, París, Venecia y Roma con su clarinete y toda la banda.

Homenaje

Cate Blanchett, actriz de Blue Jasmine, obtuvo la semana pasada el premio BAFTA (Premios de la Academia Británica de Cine y Tv). La australiana no dejó pasar la oportunidad de hacer un sencillo homenaje a su colega Philip Seymour Hoffman, recientemente fallecido, con quien compartió pantalla en El talentoso Mr. Ripley (1999). Dijo: “Me gustaría dedicárselo a un actor que ha sido una presencia monumental que ahora mismo está, por desgracia, desaparecido: el gran Philip Seymour Hoffman”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia