La Revista

Aun sin dinero, el Bolivia Lab sigue formando

Cine. El evento finalizó ayer después de una semana de charlas y filmes

Discusión. Campusano (der.) y otros durante una mesa de diálogo que se realizó en la UMSA.

Discusión. Campusano (der.) y otros durante una mesa de diálogo que se realizó en la UMSA. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:02 / 28 de junio de 2015

Los invitados a la séptima versión del Bolivia Lab destacaron que, pese a la carencia de recursos, los organizadores lograron ofrecer un evento de alta calidad, aunque cuestionaron la falta de difusión de éste.Viviana Saavedra, directora del laboratorio fílmico, reconoció que, pese a que pasaron siete años, aún no se logra institucionalizar el evento.

“Este año perdimos dos fuentes de recursos: el apoyo del proyecto Ibermedia y de la Alcaldía de La Paz, e incluso el Ministerio de Culturas redujo su aporte. Eso nos obligó a busca nuevas maneras de organizar las actividades”, explicó la gestora.

Esta iniciativa fue destacada por el realizador y gestor Jean Claude Eifel, quien manifestó que el que haya un séptimo Bolivia Lab es señal del esfuerzo de los organizadores y de su importancia para el sector. Los invitados internacionales, el venezolano Carlos Azpurua y el argentino José Campusano, quienes presentaron películas durante la muestra del evento, valoraron como excelente el aporte de la iniciativa a la educación.

“Hay muy pocos espacios donde los nuevos y viejos cineastas puedan adquirir nuevos conocimientos. Esto permite que podamos ofrecer a los realizadores las herramientas y el conocimiento necesario para que produzcan más y mejores obras”, manifestó Campusano.

Sin embargo, los participantes del laboratorio lamentaron la falta de un apoyo estatal. Azpurua consideró que debería ser el Estado el que se encargue, casi en su totalidad, del financiamiento de la iniciativa. Asimismo lamentó la “ceguera” de Ibermedia, que este año eliminó su presupuesto de apoyo a la formación.

Otro de los puntos negativos para los organizadores y participantes fue la falta de convocatoria. Saavedra reconoció que en parte se debió a falencias dentro de la organización. Eifel y Campusano, por el contrario, coinciden al creer que la falta de participación es por la falta de espacios para difundir el cine de autor. “Las salas están más interesadas en las películas comerciales. Es hora de apoyar a proyectos como el Bolivia Lab para educar al público”,  manifestó el director argentino.

Detalles de la cita

Diálogo

Entre martes y jueves se realizaron las mesas de diálogo entre los cineastas y estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz.

Proyectos

Se presentaron 20 trabajos, cuatro bolivianos.

Sugieren ampliar la muestra de películas del laboratorio

El director venezolano Carlos Azpurua consideró que es importante que el Bolivia Lab se convierta en un festival de hecho. “Esto comenzó como una iniciativa exclusiva de formación, lo cual es muy bueno. Pero para poder fortalecer esto se necesita que se convierta en un festival completo, dando énfasis en las proyecciones para atraer público y educarlo”, comentó.

Por su parte, el argentino José Campusano opinó que este tipo de iniciativas son espacios ideales para que los latinoamericanos se conozcan entre sí y se dé visibilidad a las obras que no llegan a las salas comerciales.

“Estos son espacios más legítimos, protagonizados por los realizadores independientes, más que un par de festivales comerciales que se agencian el derecho de decidir qué es bueno y qué no”, agregó Campusano. Por su parte, Saavedra lamentó la poca asistencia a las proyecciones, pese a que muchas de las cintas recibieron galardones en varios festivales. “Tenemos que hallar la forma de atraer público”, agregó.

Opiniones de quienes participan este año

Un espacio de educación: Carlos Azpurua, cineasta venezolano

“Este es uno de los eventos más importantes en lo que se refiere al cine en Latinoamérica. Es una iniciativa muy sólida que nos permite educar al público y, a los realizadores, crear un espacio de diálogo para descolonizar nuestra cinematografía”. 

Éxito pese a falta de apoyo: Jean Claude Eifel, gestor cultural

“El que haya un séptimo Bolivia Lab ya es digno de mérito, ya que se lo realiza sin tanto apoyo estatal, que debería ser mucho mayor. Sin embargo hay falencias en la difusión del evento y en la llegada a la gente y conseguir mayor participación del Estado”.

Punto de encuentro: José Campusano, director argentino

“Es la primera vez que vengo, pero puedo decir que encuentro un espacio fundamental para la cinematografía emergente. No solo es un centro de formación y apoyo muy interesante, sino que también nos permite conocernos entre nosotros”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia