La Revista

‘Cascándole’ fusionará hoy arte y gastronomía

Intervención. Será en El Montículo a las 11.30

Colectivo. Al centro está Marco Antonio Quelca, lo acompañan dos de sus compañeras, en El Montículo.

Colectivo. Al centro está Marco Antonio Quelca, lo acompañan dos de sus compañeras, en El Montículo. Ignacio Prudencio.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

01:30 / 02 de abril de 2016

Diez paladares disfrutarán de la comida creativa que realiza el colectivo Sabor Clandestino. La tercera versión del Cascándole se realizará hoy en El Montículo (Sopocachi) desde las 11.30. “El menú es sorpresa. La idea es que el comensal se entregue por completo a nosotros y viva la experiencia de los sabores. Los cinco tiempos que van a existir están pensados en las costumbres y tradiciones típicas de nuestra ciudad”, explicó el cocinero Marco Antonio Quelca, creador del colectivo Sabor Clandestino.

El proyecto Cascándole surge de la necesidad de sacar la cocina creativa de espacios elitistas. “Hay restaurantes que tienen acceso muy limitado y busco llevar a espacios libres y comunes para que tenga acceso todo el público que quiera probar propuestas culinarias que mezclan productos y costumbres”, explicó Quelca, quien tiene una serie de premios de cocina, trabajó en uno de los restaurantes más importantes de España y publicó el libro Con sabor clandestino.

En sus dos anteriores versiones, Cascándole presentó platillos con nombres tan creativos como: Helado de wallaque, A mi Pachamamita, Homenaje a la salchipapa y Achachila, entre otros.

“Realizamos dos tipos de proyectos: Somos calle y Cascándole. El colectivo está compuesto por 12 personas entre cocineros, amantes de la cocina, profesionales y gente que le gusta este movimiento. Este es un grupo lindo que trae nuevas propuestas, sin perder el norte de la cocina tradicional”, explicó Quelca.

Semanas antes de cada evento, se lanza una convocatoria para los interesados. La idea es que participe gente que quiere de verdad disfrutar estos sabores. Además, Sabor Clandestino se reúne una vez por semana para participar de talleres. “Es un grupo con esa filosofía y fundamento que colabora de manera activa en todo el proceso orgánico”.

Quelca comentó que los integrantes le roban tiempo al tiempo para esta actividad, porque cada uno tiene su propio trabajo. “Nos reunimos para pensar las actividades, diseñar la parte conceptual y su ejecución. Es un grupo medianamente activo”.

El colectivo decidió que la degustación sea en El Montículo porque para ellos es un punto que es el corazón de la ciudad y tiene un peso histórico importante. “Tiene una simbología especial entre lo popular y moderno. Es un mirador que hace que uno se vea. Queremos aprovechar sitios bonitos para las intervenciones”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia