La Revista

Jorge Hernández: ‘Nos interesa cantar para señalar los problemas y situaciones comunes’

El cantante confesó que tiene interés en llegar al país el próximo año para tocar en varias ciudades para promocionar el álbum Realidades, producción que salió a la venta en octubre de este año.

Los Tigres del Norte.

Los Tigres del Norte.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

02:22 / 27 de diciembre de 2014

El vocalista y acordeonista de Los Tigres del Norte conversó con La Razón sobre su más reciente trabajo, la historia de la agrupación y del género del narcocorrido. El cantante confesó que tiene interés en llegar al país el próximo año para tocar en varias ciudades para promocionar el álbum Realidades, producción que salió a la venta en octubre de este año. Hernández también habló sobre las temáticas de sus canciones y del secreto de su éxito en el continente americano.

— ¿De dónde nace el nombre de Los Tigres del Norte?

— La primera vez que viajamos a EEUU, cuando éramos niños, el agente de migración nos preguntó nuestro nombre, que no teníamos en esa época.  Yo le dije: “nos puede poner el que usted quiera”.  Entonces nos dijo que, como éramos niños, nos llamaríamos The Little Tigers (los pequeños tigres). Pero, como el intérprete le recordó que creceríamos, nos lo cambió a Los Tigres del Norte.

— ¿Cómo fue que la familia formó el núcleo del grupo?

— El grupo nació porque mi padre sufría de una enfermedad. Yo invité a mis hermanos a tocar para poder recaudar fondos para curar a mi padre. Entonces, esto se dio de una manera natural, por una causa. Por eso fuimos a la frontera (entre México y EEUU), para poder juntar dinero para el tratamiento, como una unión de todos los hermanos de los que soy el mayor. Y esto se hizo tan fuerte, cuando crecemos juntos, que hicimos como un pacto entre nosotros en el cual nos comprometimos a luchar y estar siempre unidos. Y gracias a eso, y a Dios, es que hemos podido estar tanto tiempo en un difícil negocio como el que es la música.

— ¿Qué los hizo dedicarse a la música norteña?

— En nuestro estado (Sinaloa) no se conocía el rock ni lo que nosotros tocamos. Lo preferido era la banda, la música  acústica. Era más de los estados norteños como Nuevo León, Monterrey y parte del valle de Texas, pero que nosotros escuchábamos en la radio y nos gustó. Comenzamos a promoverla en el resto de México y con el paso del tiempo, otros músicos se unieron a esta tendencia y la llevamos a la capital. Hemos tenido la dicha de ser protagonistas de esta historia  y es lo que también ayuda a la vigencia de los Tigres del Norte.

— Durante sus 46 años de carrera publicaron 55 discos de estudio. ¿Cómo mantienen este ritmo de producción?

— Siempre estamos tratando de hacer todo el trabajo que se tiene que hacer para estar vigentes en el mundo de la música. Tratamos de cuidarnos, descansar, viajar y mantenernos activos las 24 horas del día. Yo creo que como nos gusta lo que hacemos, nos es más fácil mantenernos, estar contentos y alegres. Y están ustedes, la gente, que nos brinda estima y cariño, e impulsos, para que sigamos adelante.

— ¿Están preparando un nuevo material discográfico?

— Acabamos de terminar el disco que se llama Realidades, lo lanzamos en octubre de este año. Este álbum tiene 22 canciones, una de ellas se llama La bala y ha sido muy bien recibida. El 5 o el 6 de enero empezaremos con la promoción del segundo corte, titulado Qué tal si eres tú. También tenemos recitales en México y EEUU, y esperamos que con ustedes (Bolivia).

He tenido comunicación con varios medios de su país y están tocando nuestras canciones, sobre todo La bala.  Éste es un álbum que hemos hecho con mucho cariño, dedicado a nuestros seguidores, después de tres años que no sacamos un disco inédito.

— ¿Visitaron alguna vez Bolivia? ¿Tienen planeado llegar al país?

— Hemos estado en Santa Cruz. Aún no hemos tenido la dicha de tocar en La Paz o en otras de las hermosas ciudades que ustedes tienen. Pero espero que el 2015 se nos conceda el poder visitarles y poder cantarles todas las piezas de nuestro repertorio. Uno siempre quiere visitar nuevos países, conocer a nuevos públicos y que ellos nos conozcan.

— ¿Qué les motiva a cantar los narcocorridos, un género que se ha cobrado la vida de ya varios músicos?

—  Este término fue un eslogan que creó un gran amigo nuestro periodista en referencia a las historias que cantamos, cuando en 1972 hicimos una canción, Contrabando y traición, Camelia la texana, que es una historia de amor, pero también de narcotráfico. El público nos llegó a conocer por este tema. De ahí para acá, el grupo estableció la tradición de cantar historias, de cantar lo que el pueblo vive, cantar sobre la historia política... tenemos diferentes tipos de temas. Se hicieron películas y telenovelas sobre nuestras canciones. Una de las más recientes es Camila la texana o La reina del sur, que también es una novela escrita por nuestro amigo español Arturo Pérez-Reverte. Y el público asoció nuestro nombre a estos corridos en particular. Pero hay una gran diferencia entre lo que cantan Los Tigres del Norte y los narcocorridos. Nosotros tocamos el corrido mexicano tradicional. Hablamos de diferentes temas que le interesan a la gente. Después llegó el narcocorrido, en el cual se habla exclusivamente del contrabando, que es más cruel y con letras con muchas palabras altisonates. No tenemos nada en contra de esto, pero tratamos de tener respeto por el público, de usar un lenguaje correcto para que tanto una persona de Bolivia como de Colombia o de EEUU pueda entender el mensaje. Queremos que nuestras canciones se puedan escuchar en la radio sin ningún problema. 

— ¿Qué les motiva a cantar sobre la coyuntura?

— Cuando hay un problema en un área de la sociedad, siempre hacemos un tema sobre una historia relacionada. Hemos cantado sobre migrantes, políticos, la historia del narcotráfico y sus protagonistas, canciones de amor... hacemos todo tipo de temas. Nos interesa cantar para señalar los problemas y situaciones comunes, sean éstas positivas o negativas. Siempre hay problemas graves que no siempre son denunciados o mostrados a la gente. Ustedes (los periodistas) lo hacen mediante sus artículos, nosotros mediante las canciones. Es prácticamente lo mismo, pero lo decimos cantado, que es un valor agregado para la gente. Además, nosotros nos agarramos de las historias que ustedes reportan, de cosas que nosotros leemos y que estamos enterados de que existen. Hay que decir que los conflictos de la sociedad existen tanto en nuestro México como en otros países del mundo, como el de ustedes, aunque cada país y Estado tiene sus características propias y eso determina nuestros temas, hace que el público se entere de que existen estas cosas y analicen lo que está pasando en la sociedad.

– ¿No tuvieron problemas por estas denuncias?

– Yo creo que siempre existe el riesgo. Siempre vas a estar expuesto a que te señalen. Hasta ahora hemos logrado evitar conflictos muy serios. Aunque a veces hay radios a las que el Gobierno le pide que no toquen estos temas. Pero al público le gusta lo prohibido y hemos tenido un resultado positivo, aún en los casos más extremos.

— ¿A que atribuyen su éxito en América Latina y EEUU?

— Se lo atribuimos a que el pueblo ve reflejada su vida en nuestras canciones. Y es recíproco, pueden notar que lo que estamos cantando ellos lo están viviendo. No hacemos canciones ficticias, hacemos cosas basadas en la realidad y que nos afectan a todos.

Perfil

Nombre: Jorge Hernández

Nació en: Rosa Morada Mocorito (estado de Sinaloa, México) el 25 de julio de 1953.

Profesión: Cantante y líder de los Tigres del Norte. Toca el acordeón.

Éxito

Jorge nació en el pueblo de Rosa Morada del municipio de Mocorito, Sinaloa. En 1968, cuando tenía 14 años, formó junto a sus hermanos y un primo un grupo musical con el fin de recaudar fondos para ayudar a su familia. Asumen el nombre de Los Tigres del Norte, grupo que sigue liderando tras 46 años.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia