La Revista

Luis Felipe Tovar: ‘Ésta va a ser una importante película de habla española’

El intérprete nacido en Puebla, que lleva 35 años dedicado a la actuación y 30 a la docencia, encarnará al malvado Carlos Borja en un thriller sobre sindicatos en el que la amistad, el poder y la ambición mueven a los diferentes personajes.

Actor. El artista mexicano observa el paisaje desde la ventana del último piso del hotel Radisson, donde se hospeda. Quedó encantado con el panorama de la ciudad.

Actor. El artista mexicano observa el paisaje desde la ventana del último piso del hotel Radisson, donde se hospeda. Quedó encantado con el panorama de la ciudad. Víctor Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas / La Paz

00:01 / 21 de septiembre de 2014

El premiado actor mexicano está en la ciudad de La Paz para filmar la película ‘Lo peor de los deseos’, una coproducción de México, Colombia, España y Bolivia. La cinta está dirigida por Claudio Araya Silva y se rodará desde mañana. El intérprete nacido en Puebla, que lleva 35 años dedicado a la actuación y 30 a la docencia, encarnará al malvado Carlos Borja en un thriller sobre sindicatos en el que la amistad, el poder y la ambición mueven a los diferentes personajes.

— ¿Cómo se involucró en la filmación de la película Lo peor de los deseos?

— Es una invitación que me hizo el director Claudio Araya Silva. Nos conocimos en México, en el Festival Internacional de Guadalajara y allí me habló del proyecto. Evidentemente yo me interesé, me dijo que quería filmarlo en Bolivia y que ojalá que yo quiera participar. Luego me visitó en Ciudad de México, me presentó el guión y me encantó. Por algunas razones, como las de carácter presupuestal, nos atrasamos un poco... tres años (ríe), pero siempre seguimos con la ilusión.

— ¿Qué siente ahora que ya está en suelo boliviano?

— Es la primera vez que estoy en este país y estoy muy agradecido con todas las atenciones que han tenido conmigo en un solo día. Siento que voy a participar en un proyecto que es una fusión entre España, Colombia, México y todo el talento artístico de Bolivia. Ayer que llegué estaba muy emocionado, después de tres años y más que algo pueda aterrizar siempre es muy grato y reconfortante.

— ¿Qué es lo que le llevó a aceptar este guión?

— Son varios factores: Uno, lo temático. Dos, lo anecdótico. Tres, el poder conocer Bolivia. Cuatro, el que tenga un contenido de carácter social. Cinco, el que me identifico, no con el personaje      —que es un verdadero malandrín—, sino con la situación y los acontecimientos. Yo me siento cercano al talento artístico del equipo con el que voy a trabajar. Creo que ésta va a ser una importante película de habla española. 

— ¿Cómo es su relación con el director Claudio Araya?

— Muy buena, nos entendemos, nos divertimos, tenemos mucho en común. A partir del contenido de la historia y del concepto que quiere proponer por medio de la historia, evidentemente yo me quise unir a su colectivo.

— ¿Cómo creó su personaje?

— Yo detesto intelectualizar la actuación. Me dejo guiar por mi impulso, por mi instinto y siempre me dejo guiar por mi director. Ahora voy a salir a hacer un reconocimiento de las cuestiones que no conozco. Estoy un poco preocupado por el acento, pero no me voy a angustiar mucho, creo que cuando uno vive un personaje y deja de actuarlo para empezarlo a vivir, empieza a tener verosimilitud. El estar cerca de lo que siente y piensa tu personaje es lo importante, lo demás tiene que ver con la locación y el equipo.

— ¿Qué significan los premios en su carrera?

— He recibido como 40 premios durante mi carrera. Pues ahí los tengo, para que mis alumnos tengan confianza en mí (ríe) y para que mis hijos se sientan orgullosos de lo que he hecho. Siempre es muy grato el saber que alguien reconoce tu trabajo; pero yo tengo la ilusión de toda la vida: lo importante no es lo que ha pasado, sino lo que está por venir.

— ¿Algún personaje al que le tenga especial cariño?

— Sí, se llama Carlos Borja, que es a quien voy a empezar a interpretar desde el lunes (sonríe).

— Otra faceta importante en su vida es la docencia...

— Mi vocación por la docencia es al mismo nivel que mi vocación por la actuación. Tengo 36 años de actor y casi 30 de maestro. En Santa Cruz voy a dar un taller  que me tiene muy emocionado.

— ¿Qué expectativas tiene de su estadía en Bolivia?

— Yo siempre me pongo la vara alta, es lo menos que puedo dar. Quiero que ustedes se lleven una buena impresión del trabajo que hago. No tengo nada más que todo lo que hay en mí y lo entregaré con todo respeto.

Perfil

Nombre: Luis Felipe Tovar

Nació: En Puebla (México), 2-10-1959

Profesión: Actor y docente

Una prolífica carrera actoral

Estudió actuación en la Escuela de Teatro de Bellas Artes, en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de La Habana. Entre otros reconocimientos, recibió tres premios Ariel: en 1993 por Principio y fin, en 1995 por El callejón de los milagros y en 1997 por Sin remitente. Participó en más de un centenar de películas y fue actor de telenovelas. En el campo de la docencia, hace 15 años creó el Centro de Formación Artística y Actoral El Set, que en México tiene mucho prestigio. En la ciudad de Santa Cruz dictará un taller intensivo para actores con experiencia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia