La Revista

Manuel Monroy Chazarreta: ‘Extrañé a la gente boliviana, es muy linda. Es lindo extrañar, es lindo volver’

‘El Papirri’ tocará el 8 y 9 en el Cine Teatro 16 de Julio a las 19.30. Retornó a La Paz luego de ocho años, tras ser agregado cultural de la Embajada de Bolivia en Ecuador.

El músico y gestor cultural Manuel Monroy Chazarreta.

El músico y gestor cultural Manuel Monroy Chazarreta. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Luis Flores / La Paz

10:50 / 08 de marzo de 2017

Se inició a los siete años en el Conjunto Guitarras que dirigía su madre, la concertista Anita Chazarreta (hija del folklorista argentino Andrés Chazarreta). Su padre fue el político Germán Monroy Block. Egresó en Composición Musical del Conservatorio Nacional de Música de Bolivia. Fue Director de Cultura, Director del Teatro Municipal de La Paz y Oficial Mayor de Cultura. Condujo del programa de Tv Qué tal metal. Publicó dos libros: Crónicas del Papirri  y Tabla de salvación. Dio conciertos en varios países y en toda Bolivia. Ha compuesto cerca de 200 canciones y lanzó más de 10 discos.

‘El Papirri’ tocará el 8 y 9 en el Cine Teatro 16 de Julio a las 19.30. Retornó a La Paz luego de ocho años, tras ser agregado cultural de la Embajada de Bolivia en Ecuador. Los invitados al recital serán Donato Espinosa, Carlos Ponce, Negro y Blanco, Vadik Barrón, Norte Potosí, la saya afroboliviana Mocusabol y el Ballet Sentimiento Nacional. Las entradas están a Bs 100 (sector Bien le cascaremos) y  Bs 150 (sector Wacataya).

¿Cómo ha sentido este retorno a La Paz?

— Estoy muy emocionado de volver a tocar para el público paceño, estamos en plenos ensayos y entrevistas, (...) después nos vamos de gira por otras ciudades de Bolivia, pero en julio volveremos a La Paz para las fiestas julianas.

¿Qué significan estos dos conciertos para usted?

— Estos son dos conciertos de reencuentro conmigo, con mis canciones, con la gente y con mis amigos músicos que van a participar en el mismo. Después de ocho años de ausencia, Manuel Monroy Chazarreta, el Papirri, está de vuelta.

¿Cómo estará armado el repertorio para estas dos noches?

— Será un repaso de canciones conocidas como Del amor su bailecito, Sacudite, Hoy es domingo, Polvos del olvido, Pepino pandillero, Morenada nada, Bien le cascaremos, Qué tal metal, Metafísica popular (...) y vamos a estrenar cuatro canciones nuevas. Vamos a estrenar una cueca con Teresa Morales, que se llama Ingratitud y tres danzas bolivianas. Un caporal que se llama Camote, una morenada que es Plata y Miedo y Alaracamente, una kullawada. Son canciones inéditas, nunca las he grabado. He compuesto estos temas en estos últimos meses.

¿Qué experiencias le dejó su trabajo en Ecuador?

— Ha sido una experiencia interesante, fueron ocho años trabajando para la Embajada de Bolivia en Ecuador, posicionando la imagen de Bolivia en ese país. (...) Creo que Bolivia ha estado en cartelera estos años. Hemos llevado grandes artistas como Piraí Vaca, Alaxpacha, Wara, Masis y Emma Junaro. Además, difundimos 35 películas en nuestro ciclo de cine, consolidamos un festival de danzas bolivianas, apoyamos la reivindicación marítima y las cualidades de nuestra hoja de coca. Estuve de servidor, hice un trabajo por Bolivia. Ahora estoy más dedicado al escenario y a componer.

En el tiempo que estuvo lejos del país, ¿qué es lo que más extrañó de Bolivia?

— Sobre todo se extraña a la gente. La gente boliviana es muy especial, muy linda. Y por supuesto que se extraña la familia, las calles, mi ciudad, mi La Paz, pero también es lindo extrañar, es lindo volver.

¿Cómo define su música?

— Son canciones urbanas que relatan historias y hay una diversidad de ritmos. Mis músicos tienen que tocar desde un huayño hasta jazz, pasando por algo de rock, también fusiones y de pronto una morenada. Entonces, es un intento de diversidad, de mostrar la diversidad y lo plurinacional.

¿Cómo nacen sus canciones?

— De diferentes maneras, son cosas mágicas que acontecen. De pronto aparece la idea y después hay que trabajar. La idea central aparece de manera sorpresiva, pero luego hay que trabajar, trabajar y pulir. No es que se soluciona una canción en un ratito. La canción es un género que tiene una síntesis muy grande, en tres minutos tienes que contar a veces un cuento entero. A veces me dicen ‘canta un poco de La huacataya’, en un programa de televisión, pero no es posible porque es una historia completa, no es solo un estribillo.

¿Qué proyectos tiene para el futuro próximo?

— En julio, en las fiestas julianas, estrenaremos varias canciones nuevas en el Teatro Municipal de La Paz. Estoy muy emocionado de volver a ese teatro. Serán unas 12 o 13 canciones nuevas y después pensar en dónde grabar y todo aquello, pienso que en 2018 tendremos un disco nuevo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia