La Revista

Sebastián Molina murió y deja dos poemarios

Causas. Se fue la mañana de ayer debido a un accidente doméstico mientras se duchaba

Alegría. El escritor Sebastián Molina Barbery envió esta foto a La Razón en 2013. En la imagen, Molina sonríe en una calle de Santa Cruz de la Sierra.

Alegría. El escritor Sebastián Molina Barbery envió esta foto a La Razón en 2013. En la imagen, Molina sonríe en una calle de Santa Cruz de la Sierra. Eduardo Salvatierra.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

01:49 / 22 de diciembre de 2015

Desde niño Sebastián Molina Barbery se había enamorado de las palabras, por eso se hizo poeta. El entusiasmo y la sensibilidad eran su sello. El joven destacó como empresario y activista. Ayer, a los 30 años, falleció por un accidente doméstico. “Buscá la primera estrella que sale en la tarde y pedí un deseo, a veces se cumple. A mí ya se me cumplieron varios...”, escribió Molina en su blog adiosilencio.

El cruceño, hijo del escritor Carlos Hugo Molina, estudió Comunicación Social y obtuvo el primer premio literario de la Red Internacional Semifusa de Colombia. Por cuenta propia gestionaba sus publicaciones y apostó por editar dos libros de poesía: Otra vez el silencio y Después del silencio, que se caracterizaban por la poesía breve o haikus, género japonés que él había cultivado.

Molina además destacaba como empresario con el emprendimiento Directo, una empresa que importaba colchones y ropa de cama. El 12 de diciembre fue reconocido con el Premio Joven Empresario 2015, otorgado por la Gobernación de Santa Cruz, el Consejo Departamental de la Juventud, el Comité Pro Santa Cruz y otras instituciones.

“Existen seres que no pertenecen a este mundo, insisten en venir para poder ayudar y sembrar amor y paz (...) pero tarde o temprano tienen que volver al lugar que les pertenece. Seguir siendo luz y brillando junto a las estrellas”, escribió en Facebook María Belén Arias, esposa del poeta, con quien también habían creado un grupo de activismo ciudadano llamado Alguien sabe.

El grupo en la plataforma de internet tenía como objetivo ayudar con información de diversos temas a sus usuarios. El grupo cuenta con 19.000 personas de toda Bolivia, muchos de los miembros expresaron su sentir por la pérdida y convocaron soltar globos blancos en una concentración pública para despedirlo.

“Señores, este grupo está de luto, falleció su creador, una persona maravillosa, Sebastian Molina... Oremos por él y mantengamos este grupo como a él le haya gustado, mantengamos uno de sus legados de gran solidaridad, ayudándonos entre todos y respetándonos”, escribió Martha Gutiérrez en la red social. Hasta el cierre de edición no se conoció el lugar donde se velaba a Molina y se indicó que habría una misa en honor a su nombre, pero no hubo más detalles.

Escritor

Temas

En la producción literaria de Molina, el silencio ha sido un tema y concepto recurrente; para él los haikus encerraban las cosas que no se dicen. “El haiku es el estilo que más me gusta porque considero que son la fotografía de la poesía”, señaló el escritor cruceño a La Razón en 2013 cuando se le entrevistó por la reedición de sus dos libros. Molina combinaba la escritura con su labor empresarial.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia