La Revista

‘Seguimos siendo esclavas de una obsesión por la belleza’

Letras. La argentina Flor Canosa ganó el Premio Equis de novela

La argentina Flor Canosa.

La argentina Flor Canosa.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

03:09 / 07 de octubre de 2015

La escritora argentina Flor Canosa es la ganadora del Premio Equis de Novela 2015 por la obra Lolas, con la que ingresa al mundo de una treintañera obsesionada con su imagen y que vive romances lights.

— ¿Qué significa haber ganado el Premio Equis de Novela?

— Fue una sorpresa y una alegría muy grandes. Era mi primera participación en un concurso de novela y aquí estoy, disfrutando de este momento tan increíble. La repercusión que está teniendo es fenomenal y quienes me concedieron el premio —Salvador Luis, de Specimens Mag; Fernando Barrientos, de editorial El Cuervo, y Pedro Medina León, de Suburbano— son excelentes profesionales y personas. Ellos me están dando una oportunidad que no esperaba (o que esperaba con ansias, en realidad) y solo me queda estar a la altura de los acontecimientos y dejar de saltar por la casa para sentarme y seguir escribiendo.

— ¿Cuáles son las características de su novela que considera que destacaron sobre las demás participantes?

— Creo que lo que más sedujo al jurado fue el absurdo y la originalidad de la trama, además de que se trata de una novela humorística, aunque tenga sus momentos serios. Considero que es una novela que se adapta perfectamente al objetivo del concurso, que es un premio a la novela contemporánea y una oportunidad de abrir camino a nuevos escritores. Para mí, Lolas es una novela entretenida, ágil y un poquito adictiva, para llevar encima y leer en la playa o de camino al trabajo. Tiene la particularidad de que la protagonista se burla de todos y, especialmente, de sí misma, entonces puede narrar las mayores miserias cotidianas desde el punto de vista de lo lúdico e irónico.

— ¿Cómo fue el proceso creativo?

— El proceso fue muy fluido. Tenía en mi mente toda la historia antes de escribirla, como una película completa, y mi marido me estimuló a que le entregara nuevos capítulos, lo cual fue un desafío hermoso. Escribirla fue volcar todas las situaciones y personajes que me perseguían en la cabeza durante el día y no pensar que estaba escribiendo un libro que se convertirá en un clásico, sino una historia que puede ser un bálsamo en un mal día o un excelente regalo de cumpleaños para alguien a quien uno quiere mucho.

— ¿Cuáles son las características del personaje principal?

— Julia es una mujer en su treintena, con una vida bastante chata y sin grandes ambiciones. Todo lo que logró sacar de su matrimonio fallido fue un departamento deprimente y los implantes mamarios, que son su bien más preciado. Es una antiheroína sin glamour y llena de pequeños conflictos cotidianos, los cuales le parecen una bendición cuando se enfrenta a la aventura que estalla de repente en su vida. Ella se define tanto por lo que siente y piensa como por su relación con los otros personajes, y su mirada ácida sobre la vida. De pronto tiene que enfrentarse a un periplo absurdo que no le desearía a nadie. Espero que mi Julia me perdone.

— ¿Por qué aborda temas como la obsesión corporal y el amor light dentro de su novela?

— Creo, como mujer, que la mirada social y cultural sobre el cuerpo es estigmatizante desde que somos niñas. A pesar de todo lo que las mujeres hemos conseguido en las últimas décadas, seguimos siendo esclavas de una obsesión por la belleza, ya sea por cómo nos vemos o por cómo creemos que nos ven. Sean las arrugas, el sobrepeso o el tamaño de nuestros pechos, todas en algún momento caemos en la trampa de sobrevaluar la imagen en detrimento de otras cualidades. Quería hablar sobre eso, sin solemnidad. Al final, Julia aprende una lección. Es una historia con cierta moraleja, pero sin ninguna moralina. Y el amor light es un tópico bastante común en estos tiempos. La mayoría de las personas puede encontrar un lugar donde identificarse en las citas fallidas, los enamoramientos equivocados y la búsqueda de un amor verdadero, con todas las desilusiones que conlleva y con las redes sociales convirtiéndose en un coto de caza.

— ¿Desde cuándo escribe y se inicia en la literatura?

— Escribo desde muy pequeña y transité por varios géneros. La novela siempre fue mi preferida. Mi amor por el cine y la literatura me llevaron a formarme como guionista y montajista, profesiones que tienen que ver con contar historias. Escribo mucho, todo el tiempo y este premio me hace ver que todo el esfuerzo tiene un norte.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia