La Revista

Escuela de espectadores: el aprendizaje

Con el apoyo del Espacio Patiño, el Fitaz y la carrera de Literatura (más el empuje entusiasta de Omar Rocha y Mónica Velásquez, que fungen como facilitadores) cada lunes una docena de personas (por ahora) elige una obra boliviana y analiza textos, puestas en escena, actuaciones, dirección…

La Razón / Ricardo Bajo H. / La Paz

00:00 / 31 de octubre de 2013

La Escuela de Espectadores lleva diez años funcionando en Buenos Aires, una de las capitales teatrales del mundo. Se reúnen una vez a la semana, asisten casi 300 personas y entregan un premio de la crítica. En La Paz la escuela está gateando; nació el año pasado y desde este marzo se junta una vez por mes para charlar sobre obras de teatro bolivianas.

Con el apoyo del Espacio Patiño, el Fitaz y la carrera de Literatura (más el empuje entusiasta de Omar Rocha y Mónica Velásquez, que fungen como facilitadores) cada lunes una docena de personas (por ahora) elige una obra boliviana y analiza textos, puestas en escena, actuaciones, dirección…

El lunes pasado, en el Cedoal de Patiño, le tocó el turno a El pacto de Fernando Arce. A veces los responsables de las obras acuden para escuchar; otra veces, no. La idea es fomentar el espíritu crítico (tan necesario) y retroalimentarse entre los aficionados al teatro (la gran mayoría del público y de los participantes de la escuela son mujeres).

Los debates son enriquecedores y uno aprende escuchando a los demás. Sorprende también el alto nivel crítico de las participantes y las flores no abundan. Si te gusta hablar de teatro, la próxima cita, en noviembre, versará sobre la obra de radioteatro La ratonera.

Ricardo Bajo H. es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia