La Revista

Espacio Patiño crea archivo de música nacional

El archivo lleva como nombre C-Musical y abrirá sus puertas  al público desde el 1 de octubre. Sus instalaciones permitirán que músicos, estudiosos y la ciudadanía puedan escuchar algunas de las obras más importantes del país.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:00 / 29 de septiembre de 2013

Con cuidado, el encargado extrae el disco de su caja. La placa de carbono expone claras señales de uso y es uno de los 4.733 registros sonoros que conserva el Centro de Información de Música Boliviana del Espacio Patiño.

El archivo lleva como nombre C-Musical y abrirá sus puertas  al público desde el 1 de octubre. Sus instalaciones permitirán que músicos, estudiosos y la ciudadanía puedan escuchar algunas de las obras más importantes del país, además de conocer las piezas que ya no se han difundido nuevamente.

Parte del material proviene de los archivos de la desaparecida radio Portales, del centro del mismo nombre en la ciudad de Cochabamba. Fundada en 1968, esta institución recopiló miles de discos, cintas magnetofónicas y casetes que, tras su desaparición en la década de los 90, pasaron a formar parte del archivo fonográfico.

“Inicialmente se quería crear una división dedicada a la música latinoamericana en general. Pero vimos más conveniente que el C-Musical se especializara en las composiciones nacionales. Esto significa que se recuperará, clasificará y digitalizará el material discográfico existente para que la población pueda conocerlo”, explicó Ludmila Zeballos, responsable del Centro de Documentación en Artes y Literaturas Latinoamericanas (Cedoal) del Espacio Patiño.

Es así que se adecuó una sala del anexo del espacio (avenida Ecuador 2475) para que aloje tanto el material de archivo como a los visitantes y usuarios. Zeballos reconoció que el C-Musical es resultado de la creatividad y trabajo del comunicador y especialista en música Sergio Calero.

Una serie de sillones ofrece comodidad para escuchar las obras escogidas, mientras que en dos paredes hay computadoras y equipos digitales que facilitan el trabajo de los encargados del archivo y del público.

“Todo el material que tenemos registrado ha sido digitalizado. Esto se hizo por dos razones: la primera es facilitar el acceso de los interesados y de quienes trabajamos con el material, y la segunda es proteger los soportes originales”, agregó la responsable del Cedoal.

Preservar los soportes requiere de mucho esfuerzo. Algunos de ellos son tan delicados que su manipulación exige cuidados extremos. Es el caso de los discos de carbón.

“Son piezas muy frágiles, tanto que tenemos que conservarlos echados en cajas especiales. Sólo tienen capacidad para un tema por cara”, explicó el técnico archivista Álvaro Mollinedo.

También se puede encontrar material en cintas magnetofónicas abiertas, casetes y, por su puesto, discos compactos y de vinilo. Pero sirven más que nada de muestra, ya que todo el material fue, y será, digitalizado.

Así, el C-Musical incluye un catálogo que, al igual que el resto de las publicaciones del Cedoal y otras divisiones de la Fundación Patiño, podrá ser consultado mediante internet.

Esta lista no se limita al material fonográfico. El espacio cuenta con documentos. Hay 398 monografías especializadas, 23 títulos de revistas, 591 partituras musicales, 37 videos y ocho registros multimedia.

“Éste es un centro que busca ofrecer la mayor y mejor cantidad y calidad de información acerca del arte nacional. El material permitirá a investigadores y músicos profundizar en sus estudios”, garantizó Zeballos.

Entre los tesoros se encuentran documentos de todas las versiones del Festival de Música Luzmila Patiño que se realiza en la ciudad de Cochabamba.

Asimismo, se trabaja en la recuperación de partituras inéditas de composiciones de Modesta Sanginés, en el siglo XIX.

Los responsables esperan que la colección continúe creciendo. De hecho ya lo hizo gracias a la donación de músicos como Cergio Prudencio y coleccionistas de discos, entre otros.

Eso sí, los usuarios no podrán hacer copias de las grabaciones. “Tenemos que respetar los derechos de autor, por lo que no se podrá sacar nada de la sala”, advirtió Zeballos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia