La Revista

Estudio ofrece grabar temas propios a bajos precios

Luna Azul Records es un estudio especial que no solo nace del amor a la música de Percy Ávila y Ruth Acochiri, sino que su objetivo principal es apoyar a artistas que deseen registrar sus composiciones, ofreciendo precios según sus recursos económicos.

Música. El grupo de rock Full Haze fue uno de los primeros en grabar en Luna Azul Records. Frente a ellos, Ruth Acochiri y Percy Ávila hacen el registro. Foto: Ignacio Prudencio

Música. El grupo de rock Full Haze fue uno de los primeros en grabar en Luna Azul Records. Frente a ellos, Ruth Acochiri y Percy Ávila hacen el registro. Foto: Ignacio Prudencio

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 05 de julio de 2015

Luna Azul Records es un estudio especial que no solo nace del amor a la música de Percy Ávila y Ruth Acochiri, sino que su objetivo principal es apoyar a artistas que deseen registrar sus composiciones, ofreciendo precios según sus recursos económicos.

En un paseo por una zona comercial de La Paz, Ávila vio una tarjeta de sonido a buen precio. Su esposa y él hicieron el esfuerzo para comprarla y esa pieza fue la que dio inicio al estudio.

“Mi mamá fue quien nos apoyó en esto. Comenzamos con poco, con un teclado y una guitarra que su mamá le trajo de EEUU”, recordó Acochiri, quien estudió filosofía y escribe canciones.

El objetivo del estudio es social: se desea apoyar a músicos emergentes para que puedan grabar. “A diferencia de un estudio grande, no buscamos lucrar, sino dar oportunidad a los artistas”. Los precios son accesibles y el único requisito para grabar es que las composiciones sean propias.

“Decidimos que sean composiciones propias porque son las que llegan al alma y así se incentiva a seguir creando”, dijo Ruth.

Además, los esposos piensan que la democratización del arte y la música no es imposible. Por eso, para fijar los precios, analizarán la economía de los músicos, de tal forma de que todos puedan grabar de acuerdo con sus posibilidades.

A ellos no les interesa lucrar, sino la búsqueda del arte musical y así está pensado el proyecto. Ahí no se discrimina: graba géneros musicales como rock, cumbia, folklore, hip hop y otros.

 La música y poesía fluye por las venas de la pareja. Ávila estudió música, fue Charango de Oro y es hijo del afamado compositor Percy Ávila, a quien la pareja busca realizarle un homenaje.

“El estudio también impulsa la promoción del artista y persigue su capacitación a través de un proyecto cultural: por eso trabajamos con una red con otros estudios de grabación en el país”, explicó el artista.

Entre los usuarios destacan jóvenes, pero también personas de otras edades pueden participar.

“Full Haze fue uno de los primeros en grabar aquí, ellos clasificaron en un concurso de rock nacional y precisaban registrar el tema”, recordó la gestora.

Los esposos esperan descubrir a nuevos talentos, tienen la esperanza de llegar a adultos que siempre cultivaron la música. Los interesados pueden llamar a los teléfonos 72070838 o 73218290.

Producción

Estudios. Se suma al proyecto Armony de Cochabamba, que hace masterizaciones con especialistas.

Ayuda

Artistas. El estudio también ofrece apoyo jurídico para derechos de autor y contratos comerciales.

Proyecto

Disco. Taya: proyecto acústico y otros electrónicos es un proyecto personal de la pareja que busca unir generaciones de músicos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia