La Revista

Evo es Willka Kápac y pide repatriar 40.000 bienes sagrados

Ritual. La Illa fue purificada en la Isla del Sol y ahora se espera por su acto de bienvenida en Tiwanaku.

Respetuoso. El Presidente escuchó cada una de las recomendaciones de los amautas. Foto: Alejandra Rocabado

Respetuoso. El Presidente escuchó cada una de las recomendaciones de los amautas. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / Isla del Sol

00:31 / 22 de diciembre de 2014

El presidente Evo Morales fue nombrado ayer Willka Kápac o Portador de la Luz del Mundo durante la ceremonia de curación de la Illa del Ekeko en la Isla del Sol, lugar donde el gobernante pidió repatriar otros 40.000 bienes arqueológicos repartidos en el mundo.

“Declaramos a usted Willka Kápac para dar luz al mundo, desde hoy es la Luz del Mundo para dar la felicidad de la eterna vida y protector de la Pachamama”, sostuvo mirando a los ojos de Morales, Esteban Quilima, arqueólogo andino y representante de las comunidades Yumani, Ch’alla, Ch’allapampa y Koati, en presencia de la Illa en la cumbre del cerro de la Roca Sagrada de Ch’allapampa, desde donde se cree que Manco Kápac y Mama Ocllo se proyectaron al mundo.

Con el Dios Sol o Tata Inti en todo su esplendor, el retorno de la Illa del Ekeko, después de 156 años desde que fue extraída desde Tiwanaku, hizo que el presidente Morales, junto al canciller David Choquehuanca y el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, le dieran mayor realce al acto de sanación y purificación a la Illa del Ekeko, símbolo de la abundancia.

  

   Celebración. Cuatro comunidades asistieron al evento.

En alasita Morales había previsto presentar a la imagen el 24 de enero en la Alasita, pero ayer llegó, faltando 17 minutos para las once de la mañana, en su helicóptero ante la alegría generalizada de los herederos de los pueblos inca y tiwanakota en la sagrada Isla del Sol.

El presidente Morales arribó al lugar de la Roca Sagrada, saludó a la Illa, que estaba a los pies del gigante de piedra que tiene la forma de un puma, y luego se dirigió hasta las ruinas de la Chinkana. Evo llegó hasta el sitio donde los amautas le recomendaron no olvidarse de los pobres y proteger a la Madre Tierra, para después rociarle con esa agua sagrada, que de acuerdo con los maestros aymaras llena de energía a quien la prueba.

Vida eterna La Chinkana, una especie de laberinto de piedra, es otro de los sitios ceremoniales de esa zona lacustre, que se caracteriza por contar con un ojo de agua (manantial o vertiente), del que los amautas dicen que brota el agua de la vida eterna.

Evo escuchó respetuosamente cada una de las recomendaciones, tal cual lo hizo en 2006, cuando tomó posesión en Tiwanaku. Unos minutos después, el Mandatario confesó los tres pedidos que hizo: Unidad, Abundancia y Fuerza.

   

   Pedido. Evo reiteró a sus autoridades repatriar bienes.

La Chinkana es conocida como el centro energético más importante de la zona lacustre. “Este es el ombligo del mundo, aquí han aparecido Manco Kápac y Mama Ocllo”, dijo el maestro aymara Faustino Ticona. Después de recibir los regalos de las cuatro comunidades, Morales se mostró complacido de haber llegado a Ch’allapampa. El Presidente sostuvo que al menos 40.000 bienes culturales bolivianos, similares a la Illa del Ekeko, están fuera del país y solicitó a sus embajadores trabajar para recuperarlos.

“Ahora hemos empezado repatriando, recuperando nuestro Ekeko, la gran tarea es seguir recuperando, eso que se lo han llevado que nos devuelvan”, precisó el Jefe del Estado ante aproximadamente 1.000 lugareños en la Roca Sagrada y en el centro de la Mesa Ceremonial.

El Mandatario sostuvo que fue informado por el canciller David Choquehuanca de que ese número de piezas patrimoniales se encuentra fuera de Bolivia; “el diálogo diplomático debe permitir ese cometido”, señaló, aunque no descartó una demanda para repatriar esos bienes.

Minutos después, la embajadora boliviana en la República Federal de Alemania, Elizabeth Salguero, señaló al respecto que “(recuperar los 40.000 bienes patrimoniales) será un trabajo grande, pero con el regreso de la Illa se abrió un proceso para repatriar muchos bienes culturales que están en museos y colecciones privadas”.

La Illa del Ekeko fue sustraída en 1858 por el naturalista europeo Mojan Jacob Von Tschudi, cuyos familiares la vendieron después a un museo en Berna, Suiza, desde donde regresó en noviembre a Bolivia.

  

   Comunitario. Los comunarios organizaron un apthapi.

Pareja aymara se casó con la bendición del Presidente

Jorge Quispe

El presidente Evo Morales, además de sorprender a todos con su llegada a la Isla del Sol, bromeó, recibió la energía del agua de la vida, y también saludó a una nueva pareja aymara que ayer contrajo nupcias.

Después de saludar a la Illa del Ekeko, de ingresar a la Chinkana, el hombre de Orinoca fue, junto al canciller David Choquehuanca, el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, y algunos embajadores, a saludar a Ángela Riveros y Filemón Tarqui, que se casaron en el sitio ceremonial de la Roca Sagrada, en la comunidad de Ch’allapampa.

Morales fue invitado a bailar y lo hizo con Ángela, mientras Tarqui bailó con otra mujer. “En ese lugar se casan algunas veces parejas europeas, pero es la primera vez que lo hace una boliviana, además de contar con la presencia del Presidente como invitado casual”, informó el maestro aymara Faustino Ticona, que casó a cuatro parejas entre 2013 y 2014.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia