La Revista

Falleció Achata, pintor seducido por el Illimani

Obituario. El velorio se realizará en la funeraria El Arcángel hasta el domingo

Pasión. El Illimani fue uno de los modelos preferidos del artista.

Pasión. El Illimani fue uno de los modelos preferidos del artista. Pedro Laguna-Archivo.

La Razón / Jorge Soruco / La Paz

02:25 / 13 de abril de 2013

Luego de cinco meses de enfermedad falleció ayer en la madrugada Juan Carlos Achata Cruz, uno de los artistas plásticos más importantes del país y uno de los pioneros en la creación de pinturas “cinéticas”.   

“Fue una enfermedad muy agresiva que debilitó rápidamente a mi padre. Comenzamos el tratamiento en diciembre, pero no había mucho que pudiéramos hacer. Falleció a las 04.15 de la madrugada en la Clínica del Sur”, informó a La Razón la hija del artista, U. Mariel Achata.

Achata sufría de cirrosis hepática. Los galenos que lo atendieron no lograron determinar la causa de la dolencia, aunque se especuló en la posibilidad de intoxicación a causa de los efluvios de las pinturas que usaba. De hecho, su familia recordó que el artista enfermó del hígado hace 15 años, razón por la que dejó de trabajar con óleos y se especializó en las pinturas acrílicas y en las acuarelas.

“El estudio de mi padre no estaba bien ventilado, lo cual pudo afectar a su salud”, agregó su hija. La violencia de la enfermedad fue tal que los especialistas descartaron que un trasplante de hígado pudiera ayudar.

En marzo, la familia y amigos del artista organizaron una subasta para recaudar fondos para el tratamiento. La venta tuvo poco público, por lo cual se volvió a organizar otra una semana más tarde en la que sí participó más gente y se obtuvieron resultados. La familia destacó el apoyo de los artistas plásticos que, o donaron sus obras o las dejaron con un precio simbólico.

Los restos del pintor son velados en la funeraria El Arcángel (avenida Busch). La familia informó que, según el deseo del pintor, las exequias durarán hasta el domingo y luego será cremado.

Posteriormente, sus cenizas serán esparcidas en el Illimani, la montaña que tanto influenció en su arte. “Mi padre amaba el cerro”, aseguró su hija. “Con su partida, Bolivia pierde a uno de los principales exponentes del arte, cuya obra unía lo telúrico con lo efímero”, manifestó el gestor cultural e investigador Elías Blanco.

A lo largo de su carrera, Achata trabajó con óleos, acrílicos y acuarelas. Sus pinturas se caracterizaban por la relación entre lo material y lo espiritual. Blanco destacó, además, la cualidad cinética de todas sus obras.

Seguidor de las novelas del británico John Ronald Reuel Tolkien, incorporó en sus trabajos elementos de la fantasía de El señor de los anillos. Achata Cruz nació en La Paz en 1955. Sus estudios artísticos los realizó en la Escuela de Artes Hernando Siles y en la carrera de artes de la Universidad Mayor de San Andrés. Fue miembro de los colectivos Kurmi y Conarte. Visitó galerías en Canadá, Chile, Estados Unidos, Francia y México.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia