La Revista

Urcupiña bailó por devoción de 16.000 fraternos

El presidente Evo Morales bailó este año las morenadas

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

00:19 / 15 de agosto de 2014

“Con mucha fe estamos bailando para la mamita. Todos los fraternos tenemos un duro camino que recorrer, intenso, pero con la fe todo se puede”, dijo Andrea, de la Fraternidad Morenada Los Andes, que como miles peregrinó al santuario de Urcupiña.

El estruendo de las matracas retumbó en la tierra de la Integración Nacional, dando inicio a la fiesta. Los morenos de la fraternidad Nueva Elegancia, Verdaderos Intocables encabezaron el peregrinaje de al menos 16.000 fraternos que llegaron al santuario para agradecer a María de Urcupiña todos los deseos hechos realidad.

“Vida, es lo esencial y mi principal pedido para la mamita, por ella he llegado a las 06.00 y a pesar del recorrido he llegado a sus pies”, manifestó un pasante de la fraternidad, Roberto Ramos.

Con una hora de atraso empezó el recorrido de 5 km: la primera fraternidad arribó al santuario de San Ildefonso cerca de las 13.30 para recibir la bendición de la Virgen. Ingresaron de rodillas y con la satisfacción de la promesa cumplida. Unos lloraron y otros solo contemplaron la imagen.

“En familia, con nuestros niños, hemos llegado con todo cariño, con fe. Es una experiencia linda, es mi primera vez”, comentó Milenka Quispe, de la fraternidad Doctorcitos, Magos Novenantes de La Paz.

“La fe nos trae, estos cinco años ha cumplido todo lo que le he pedido, solo mi corazón lo sabe, pero siempre tiene que ver con salud, bienestar y unidad”, contó Marlene Ortega, de la fraternidad Humajalas de Tapacarí.

Como ellos, cientos de devotos peregrinaron con sus danzas. El ritmo de la saya hizo bailar a la gente y los violines fueron preludio del baile chaqueño. El Cóndor abrió sus alas para anunciar la llegada de la Diablada 14 de Septiembre, la más antigua de Quillacollo y que aglutina a los matarifes. Con luces y fuego, la Diablada Tomás Bata iluminó el palco.

Antawaras, valluneadas, caporales y tinkus hicieron el deleite de los asistentes, tobas y waka tokoris, la kullawada y llamerada también alegraron la fiesta. Las chinas morenas hicieron bailar no solo a espectadores, sino a autoridades municipales y gubernamentales.

A diferencia de otros años, el presidente Evo Morales disfrutó del baile: varias morenas lo invitaron a bajar del palco y accedió, dando rienda suelta a la alegría. “Es un momento para disfrutar de esta gran fiesta”, expresó. “Estamos descansando un poquito del trabajo, viendo un poquito esta gran entrada, disfrutando y esperando que el pueblo disfrute”.

Recomendó que “no haya exceso en el consumo de bebidas alcohólicas” y resaltó la participación de delegaciones del exterior, “hemos visto que a esta fiesta de la Integración vienen muchos hermanos de la Argentina especialmente, vuelven por la Virgen”. Morales anunció que participará de la misa de fiesta. “Esta noche vamos a pensar y mañana (hoy) vamos a pedir”, dijo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia