La Revista

Foals: ‘What Went Down’ (2015)

Si bien el punto de partida de la propuesta Foals se centra en el concepto art rock, este disco está plagado de intrincadas armonías en las que los detalles instrumentales van sumando hacia una experiencia rica en texturas y planos muy bien definidos, en el conjunto el valor agregado de las partes produce una interesante dinámica en cada tema y a lo largo del disco.

La banda inglesa Foals. Foto: MusicSnake

La banda inglesa Foals. Foto: MusicSnake

La Razón (Edición Impresa) / Sergio Candia-Rockandbol

00:00 / 13 de septiembre de 2015

Diez años en carrera y cuatro álbumes lanzados. Los ingleses Foals transitaron un sólido camino musical, marcado por un crecimiento a cada paso, o mejor dicho, a cada álbum. El punto de inflexión en su carrera llegó un par de años atrás con el fabuloso Holy Fire (2013), trabajo responsable de atar cabos e ideas sueltas y conducirlas hacia una potente propuesta que, si bien contiene tintes revivalistas, destaca por no limitarse a copiar una estética musical vintage. What Went Down continúa esa línea y es, a la fecha, su trabajo más ambicioso en tanto empuja los límites de una estructura pop, que sirve como marco referencial, para crecer hacia himnos que reclaman ser coreados en escenarios cada vez más grandes.

Si bien el punto de partida de la propuesta Foals se centra en el concepto art rock, este disco está plagado de intrincadas armonías en las que los detalles instrumentales van sumando hacia una experiencia rica en texturas y planos muy bien definidos, en el conjunto el valor agregado de las partes produce una interesante dinámica en cada tema y a lo largo del disco.

Al tiempo que la complejidad y ambición musical ha crecido notablemente, esta evolución ha venido acompañada de ganancia y decibeles, dos variables indisolubles del rock que en sus primeros trabajos quedaban relegadas a un segundo plano. En ese sentido, la habilidad de estos ingleses para amalgamar estilos, timbres y colores, resulta en frescas aproximaciones como es el caso de Snake Oil, un tema balanceado que transita entre el funk y el blues, salpimentado con algo de metal.

Líricamente, este álbum adopta una postura visceral e introspectiva, de tenue a oscura, en algunos pasajes que tienden a diluirse en tanto crecen los sintetizadores y rastros de aquellas atmósferas que fueron su sello personal en los primeros trabajos musicales. De igual manera, la voz de Yannis Philippakis navega sobre la oscuridad, los ambientes electrónicos, las guitarras y los beats electrónicos con una versatilidad envidiable; en algunos pasajes suena desgarradora, en otros se presenta templada y delgada mientras que, cuando es requerido, engrosa, todo con el fin de agregar el toque dramático que toda interpretación debe poseer.

Se trata de un disco enérgico y rico en detalles de producción. Musicalmente sólido y fresco para la escena musical de 2015 y para la banda en particular. Un trabajo recomendable para los seguidores del revival, de lo independiente y de las propuestas posrock.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia