La Revista

Friso hallado revela que los mayas no eran tan pacíficos

Descubrimiento. La pieza permite identificar a dos reyes y un altar

Reliquia. La arqueóloga Anya Shetler limpia al friso de Homul, en Petén.

Reliquia. La arqueóloga Anya Shetler limpia al friso de Homul, en Petén. EFE.

El País / Guatemala

00:23 / 10 de agosto de 2013

El descubrimiento de un friso en una pirámide del sitio arqueológico de Holmul, en la provincia de Petén, cuna de la civilización maya en el norte de Guatemala, permitirá a los expertos realizar una nueva lectura de la historia de los mayas.

El friso, descubierto en la ciudadela Holmul, 35 kilómetros al norte de Tikal, mide ocho metros de largo y dos de ancho, y fue descubierto por el arqueólogo guatemalteco Francisco Estrada-Belli.

El experto Federico Fahsen dijo que un punto clave del friso es que permite identificar a dos reyes. Uno de ellos, Aj Wosaaj, también aparece en un altar de la ciudad conocida como El Naranjo. “Esto demuestra que en esa época, cerca del año 600, la relación entre las diferentes ciudades era estrecha”, afirmó Fahsen, quien añadió que esta relación no siempre era de “alianzas”.

“Siempre se nos ha dicho que los mayas eran pacíficos, extremo que no es verídico. Los mayas, como cualquier civilización, eran gente que por razones geopolíticas tenían enfrentamientos constantes”, puntualizó Fahsen.

En esta apreciación coincide Estrada-Belli, quien dijo que “la importancia del hallazgo radica en que cambia la percepción que se tiene sobre la cultura maya”. Señaló la falta de rigor de la afirmación de que los mayas “hacían muchas guerras por razones rituales, cuando obedecían a un patrón: el afán de controlar territorios vecinos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia