La Revista

Fusión y solidaridad marcan el Festival de Bandas de Oruro

Entrada. Los asistentes apoyaron con Bs 5 para los damnificados

Declaración. El 4 de febrero se presentó un proyecto de ley a Diputados para que este evento sea declarado Patrimonio Cultural de Bolivia.

Declaración. El 4 de febrero se presentó un proyecto de ley a Diputados para que este evento sea declarado Patrimonio Cultural de Bolivia. Víctor Gutiérrez.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

00:25 / 23 de febrero de 2014

Es el evento que abre las puertas a la fastuosa peregrinación del Carnaval orureño y, en su XIII versión, el Festival de Bandas fusionó instrumentos de bronce con folklore de alto nivel interpretado por Los Kjarkas y Llajtaymanta, además de recaudar ayuda para los damnificados por las inundaciones.

Muy temprano, ayer la gente empezó a llenar la Avenida Cívica Sanjinés Vincenti y esperó paciente el inicio del festival, a las 10.30, con la entonación del Himno Nacional a cargo de las agrupaciones invitadas: Los Kjarkas (la primera vez que acuden a este evento), Llajtaymanta, Norte Potosí y Kollamarca. El público, nacional y foráneo, cantó, gritó, se entusiasmó y hasta obligó a que los discursos de ocasión fueran lo más cortos posibles para dar paso al espectáculo.

El invitado principal, el presidente Evo Morales, no pudo asistir, pues se encontraba de visita en zonas afectadas por las fuertes precipitaciones registradas en el país (en su lugar asistió el vicepresidente Álvaro García Linera) y, precisamente para colaborar con los damnificados, la Gobernación orureña fijó un cobro de Bs 5 por persona, que permitió una importante recaudación por la cantidad de asistentes.

Tras la interpretación de los primeros temas, entre ellos el himno departamental, un juguetón charango que empezó a vibrar por los potentes altavoces arrancó alaridos de la gente: era el tema Bolivia de Los Kjarkas, que empezaba a entrar en escena para fundirse con los instrumentos de bronce y escuchar el canto: "En la bravura ser la fuerza y juventud...". El afamado grupo se adueñó del espectáculo musical para deleitar con temas como Al final, Munasketay y Llorando se fue, en un inédito encuentro entre bandas de música y el conjunto folklórico.

La última parte del evento fue para la interpretación al unísono de los más de 6.000 músicos de las 65 bandas congregadas en la avenida. Entre las más conocidas estaban la Pagador, Real Imperial, Poopó y Mejillones. Se explayaron en la ejecución de distintos temas, desde la cueca Adiós, Oruro del alma, una selección de morenadas, otra de t'inkus y una de diabladas, hasta las canciones Viva, viva, mi San José y Viva mi patria Bolivia, para rematar con la Marcha Naval.

Pero ahí no terminó el festival. Después de dos horas de espectáculo, Los Kjarkas decidieron complacer al público con un microconcierto en el que cantaron e hicieron cantar a la gente temas de su amplio repertorio, ya sin el acompañamiento de los miles de músicos de las bandas.

Entre los invitados especiales que fueron parte del concierto de bandas y grupos folklóricos de Oruro y de otros lugares del país estuvieron la boxeadora Jennifer Salinas, el corredor Juan Carlos Chavo Salvatierra, miembros de la Iglesia Católica, embajadores, autoridades y dirigentes sociales.

El festival de bandas tiene su origen en una iniciativa del actual director de Turismo de la Gobernación, Alfredo Lucana. La primera edición se celebró en la zona sur de la ciudad de Oruro en noviembre de 2001, con 40 bandas y cerca de 2.000 músicos. En mayo de 2007 recibió el Record Guinness.

Rumbo al Carnaval

Arreglos

Los rieles de la avenida 6 de Agosto han sido cubiertos con asfalto y ya están instaladas el 90% de las graderías.

Convite

La Fraternidad Artística y Cultural La Diablada encabeza el último desfile.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia