La Revista

Gestores, preocupados por el futuro de centros de la FCBCB

Transición. El Ministerio de Culturas administrará la institución

Repositorio. Fachada del Museo de Etnografía y Folklore en La Paz.

Repositorio. Fachada del Museo de Etnografía y Folklore en La Paz. Alejandra Rocabado-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

02:02 / 26 de abril de 2016

Gestores ven con preocupación el paso de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) al Ministerio de Culturas. En sus observaciones destacan una posible mala administración de repositorios y la falta de una reestructuración real.

“La FCBCB había sido creada con el propósito de que la política no ingrese en el ámbito cultural y que pase a Culturas es ponerla en lo político, esto puede traer burocratización y politización de estos espacios y cargos, lo que podría ser el fin de los repositorios”, comentó Horacio Poppe, diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC), quien hizo denuncias sobre irregularidades en la institución.

Opinó que el problema principal es el desprestigio de la FCBCB por denuncias. “Debería tomarse de consejeros a gente notable de la cultura, no a los que socavaron sus cimientos”.

La FCBCB administra los principales repositorios del país: Museo de la Casa de la Moneda, Archivo y Biblioteca Nacionales, Museo Nacional de Etnografía y Folklore, Museo Nacional de Arte, Casa de la Libertad y Centro de la Cultura Plurinacional de Santa Cruz. Una auditoría en 2014 reveló 84 irregularidades en éstos.

Édgar Arandia, exdirector del Museo Nacional de Arte, señaló que “el hecho de trasladar la fundación cultural administrativamente a otra institución del Estado es una solución parcial y delicada. Mientras no se cambie la estructura con la que nació en la etapa neoliberal, su esencia elitista, autoritaria y excluyente seguirá  vigente. Los consejeros se representan a sí mismos, no participan en ningún movimiento social o ciudadano vinculados al trabajo cultural; fueron elegidos a dedo”.

Pablo Groux, exministro de Culturas, sostuvo que el cambio “es una medida absolutamente necesaria porque las fundaciones culturales dependientes de los bancos centrales surgen como parte de modelos neoliberales. Lo que corresponde es que el sector tenga una instancia en el Ejecutivo y que se elaboren y ejecuten políticas públicas”.

La gestora cultural Norma Campos discrepó, ya que consideró que “el paso al Estado es un retroceso. Como hubo problemas, se podía buscar mecanismos de reestructuración y reingeniería de la institución, no es una medida positiva el traspaso”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia