La Revista

Héroes y villanos toman las calles en el Corso de Corsos

Protagonistas y antagonistas de populares producciones del séptimo arte inspiraron a conscriptos y premilitares, quienes trasladaron la escena cinematográfica a las calles de Cochabamba en el Corso de Corsos, uno de los eventos que cierra el Carnaval.

La Razón / Angie Melgarejo / Cochabamba

00:00 / 26 de febrero de 2012

Colorido y algarabía marcaron la entrada carnavalera en la capital del valle. Los conscriptos abrieron la fiesta y a su paso se ganaron el aplauso del público, que se contagió de los diferentes ritmos que bailaron: cumbia, música electrónica y folklórica en particular.

Los taquipayanacus, picantes coplas típicas del departamento, no estuvieron exentos y se robaron carcajadas de la gente.

Edwin Castellanos, alcalde del Cercado, inauguró la entrada al son de los taquipayanacus, ingresó bailando junto a oficiales mayores y directores de la comuna.

“Estamos felices de participar, cerramos el Carnaval con la fiesta de la integración, llega gente de diferentes puntos del país y lo que resalta en esta jornada son las unidades militares”, manifestó la autoridad que estuvo de cumpleaños.

Sin duda, fueron los conscriptos y premilitares, varones y mujeres, quienes alegraron a los asistentes y deslumbraron con su creatividad. Caracterizaron a personajes de filmes como la Liga de la Justicia, el Capitán América, Acero Puro, Thor, Depredador, Hellboy y Batman, entre otros.

Los personajes de Shrek tercero, Puka, el Chapulín Colorado y los Muppets también se robaron sonrisas. Los carros alegóricos resaltaron, barcos pirata, aviones, máscaras y hasta dragones, éstos llamaron mucho la atención.

Entre los personajes, Hellboy, del Centro de Instrucción de Tropas Especiales, y el Capitán Bolivia con su traje tricolor, de la Policía Militar, destacaron del resto.

Sin embargo, la fiesta se inició con casi dos horas de retraso, la primera comparsa llegó al palco oficial a las 11.15 de la mañana y se negaron a pasar a la espera del presidente del Estado, Evo Morales Ayma, que llegó cinco minutos después. Luego comenzó el baile.

El Mandatario resaltó el paso de los soldados. “Me han gustado mucho, además de prepararse físicamente también bailan, mostrando danzas como el caporal, los t’inkus o morenadas”, dijo.

Cerca de las 14.30, una torrencial lluvia despidió a las unidades militares, sin embargo, no frenó la algarabía y el juego con agua y espuma. Con la reaparición del sol, se dio paso a las fraternidades folklóricas y de danzas autóctonas.

Quienes llegaron del Valle Alto, arribaron con duraznos de San Benito, pan de Toco y zapallos, característica de Cliza. Al son de taquipayanacus entregaron los presentes y cantaron para el Presidente y para el Alcalde: “Hay señor Presidente, ¿usted vende zapallo?, si no vende zapallo aquí le regalo mi zapallo”, le cantó Zunilda Arnez, premilitar del regimiento Ustariz.

EL CITE ganó en 7 ocasiones

El Centro de Instrucción de Tropas Especiales (CITE), ganador del primer premio durante los últimos siete años. Es una de las instituciones que explota una gama de personajes de películas y demuestra diversión al por mayor.

Alrededor de 900 premilitares, 300 soldados, además de instructores, participaron de la entrada de este sábado. Además, el público pudo disfrutar de danzas del folklore, la mayoría fraternidades de caporales.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia