La Revista

El Jisk’a Anata desea unir La Paz con sus provincias

Colorido. La entrada de 2012 contó con la participación de 57 fraternidades folklóricas

Waca Waca. Esta fraternidad acaba de cumplir 50 años de vida.

Waca Waca. Esta fraternidad acaba de cumplir 50 años de vida. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Óscar Ordoñez / La Paz

02:35 / 21 de febrero de 2012

El oficial mayor de Culturas de la Alcaldía paceña, Wálter Gómez, afirmó que la XVIII versión del Jisk’a Anta “tiene el objetivo de rescatar y revalorizar las danzas bolivianas e integrar campo y ciudad”.

Participaron en total 57 conjuntos folklóricos y la Alcaldía informó que hubo seis invitados especiales en este encuentro cultural.

Todo comenzó poco después de las 12.30 de ayer, en la avenida Montes, a la altura de la Cervecería Boliviana Nacional, donde arrancó la fiesta carnavalera.

Acompañado por funcionarios ediles y miembros de la Sociedad Andina de Conjuntos Folklóricos (Soacof), el alcalde Luis Revilla recorrió aproximadamente 10 cuadras bailando hasta llegar al palco oficial, ubicado a la altura del Obelisco, en el monumento al Soldado Desconocido.

Lo acompañaron bailando la reina del Carnaval  2012, Gabriela Lucero Machicado; la Tawaco 2012, Mariela Pinedo, y el pepino, el ch’uta y la cholita paceña, quienes se encargaron de compartir con el público asistente improvisados bailes, mientras llegaban al palco oficial.

Para la seguridad se contó con más de 1.200 efectivos policiales y más de 300 guardias municipales. La Unidad de Bomberos se encargó de primeros auxilios. Pero se notó la falta de baños instalados por la Alcaldía en el trayecto de las avenidas Montes y Mariscal Santa Cruz, como en años anteriores.

El baño público de la avenida Montes y el servicio higiénico de la avenida Núñez del Prado eran los únicos disponibles, pese a que algunos policías y varios funcionarios ediles indicaban direcciones de baños inexistentes.

Antes de llegar al punto de parada de San Francisco, sobre la Mariscal Santa Cruz, había un baño público en un garaje. Y el servicio higiénico del subterráneo estaba cerrado.

El cine teatro Monje Campero habilitó sus ambientes para quienes ocuparon asientos por los alrededores.

También fue deficiente el recojo de la basura en las calles. En varios puntos del recorrido, la gente botó al suelo papeles, bolsas y latas de cerveza. Cada media hora, personal de limpieza, con escoba en mano, recogía los desechos, pero el agua los arrastraba.

El director de Promoción Cultural de la Oficialía Mayor de Culturas de la Alcaldía paceña, Andrés Zarati, explicó que –pese a eso– vio mayor compromiso de la gente hacia su ciudad. “Hemos mejorado en ello, pero no olvidemos que todos somos responsables del manejo de la basura”.

Prohibieron la venta de bebidas alcohólicas desde la calle Bueno hasta el final del recorrido, en la avenida Simón Bolívar; disposición que se cumplió a medias.

La Razón vio que los puestos de venta de cerveza estaban en las avenidas Montes y Mariscal Santa Cruz.

Defenderán las danzas

La Asociación de Conjuntos del Gran Poder, representantes de la Entrada Universitaria y la Federación de Fraternidades de Copacabana van a organizar una serie de seminarios y talleres   con el fin de “crear una plataforma de defensa de nuestro folklore ante las apropiaciones indebidas que ocurren en Perú y Chile”, informó Juan Carlos Tapia, presidente de la Sociedad Andina de Conjuntos Folklóricos.

A su juicio, la Diablada, la Morenada y el Caporal son las tres danzas bolivianas que “han sufrido más plagios”.

“Vamos a inventariar nuestras danzas, determinaremos su origen exacto y, como Estado, tendremos la versión oficial para defender nuestro patrimonio”, añadió.

Tapia explicó que este proyecto contará con la coordinación del Ministerio de Culturas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia