La Revista

Lado amable de unos locos adorables

La Razón (Edición impresa) / Ricardo Bajo / La Paz

12:44 / 21 de febrero de 2013

La comedia (romántica, en especial) ha sido un género maltratado por Hollywood en las últimas décadas. Es más, nos han acostumbrado a películas idiotas, cursis, ñoñas, empalagosas, insufribles. Con salvadas excepciones (Woody Allen, entre ellas), las comedias del cine estadounidense (mainstream) insultan el intelecto medio. No es el caso de Los juegos del destino (estrafalaria traducción de Silver Linings Playbook, película en la cartelera de nuestros cines y seria apuesta para los Oscar).

El filme de David O. Russel nos devuelve a esas comedias románticas de la época de oro, esas “pelis” de Wilder, Lubitsch, Hawks o el mismísimo Capra (el final feliz y previsible de Silver Linings Playbook es capriano 100%). Todo con un toque “indie” y antitrascendencia que se agradece harto.

Con un guión divertido,   un  montaje dinámico y unos grandes diálogos, lo mejor de la película (amén de una banda sonora deliciosa; desde Led Zeppelin a Dylan) llega con la construcción de los personajes (y un gran reparto liderado por un brillante Bradley Cooper, una exquisita Jennifer Lawrence, un soberbio Robert de Niro y un divertidísimo Chris Tucker).

El filme rebosa química y buena onda a cargo de unos personajes locamente adorables, excéntricos, bipolares hasta el encanto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia