La Revista

Murió la Reina de la Alpaca, Beatriz Canedo Patiño

Moda. Su obra proyectó Bolivia al mundo. Diseñó para Evo Morales, la reina Sofía y Juan Pablo II

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas, Andrea Azcui / La Paz

00:52 / 15 de marzo de 2016

La vie en rose, en la versión de Grace Jones, se oía en sus desfiles cuando mostraba el traje de novia. Juan Pablo II, la reina Sofía de España y Evo Morales vistieron sus diseños. Beatriz Canedo Patiño murió dejando sello boliviano en la moda mundial.

La diseñadora conocida como la Reina de la Alpaca murió la noche del domingo luego de una enfermedad. Sus restos se velan en la funeraria Inmaculada (calle 12 de Achumani). La misa de cuerpo presente será hoy a las 15.00, le seguirá el entierro en el Cementerio Jardín a las 16.00.

Nació y se crió en La Paz, hija de David Canedo y de Aida Patiño, era la cuarta de cinco hermanos. A los 13 años se mudó a California (EEUU) y después se fue a París —su ciudad favorita—, donde se formó en diseño de moda y aprendió más sobre la fibra de los camélidos. En 1987 fundó en Nueva York su Casa de diseño Royal Alpaca Inc. “Siempre te contaba de su relación con Óscar de la Renta y con gente de alto vuelo, pues era una mujer de mucho mundo —recuerda Begoña Iglesias, directora de la revista Vanidades Bolivia—. Cuando murió Óscar de la Renta, ella me comentó que habían trabajado en el mismo edificio y que él era el hombre más caballeroso del mundo”.

Entre las figuras que vistieron sus diseños están la reina Sofía de España —que visitó su atelier en La Paz y se llevó varias prendas—, Hillary Clinton —con una icónica capa roja— y tuvo el encargo de hacer túnicas para Nelson Mandela y Juan Pablo II. Políticos bolivianos y primeras damas fueron frecuentes clientes.  

Retorno. “A fines de los 90 vino a Bolivia. Era muy amiga de Ficho (Antonio Viaña), que escribía crónica social, y organizó su primer desfile, algo a lo que no estábamos acostumbrados en Bolivia. Trajo a una gran modelo, Tasha”, cuenta el diseñador Juan Carlos Pereira, quien trabajó con ella.

En 2006, el recién electo presidente de Bolivia, Evo Morales, le encargó la confección del traje que vestiría en la posesión de mando. Canedo Patiño siguió los requerimientos del Mandatario, en especial el de “no usar corbata”. Ese día, Morales apareció con un traje en baby alpaca negra, una de las texturas más finas de ese tipo. La chaqueta recta llevó como único detalle en el cuello y la solapa, un tejido de casi 100 años de antigüedad en negro, blanco y marrón, con tonalidades naturales.

“Es de la zona de Pelechuco, norte de La Paz”, detalló a La Razón. Mencionó que Morales no usó la camisa que le había sugerido. “Así es, él llevó otro tipo de camisa, pero eso obviamente tenemos que respetar. Al fin y al cabo, es nuestro señor Presidente el que está llevando la prenda. Y él debe sentirse cómodo”, dijo. A ese diseño le siguieron otros similares, lo que la llevó a ser nombrada la creadora del Estilo Evo.

Fue elegida para crear un vestido para la famosa muñeca Barbie, y su firma se estampó en 2005 en un vestido rubricado por diseñadores de todo el mundo para apoyar la lucha contra el VIH, que se convirtió en su causa.

“Su carácter era complicado, era muy seria, no bromeaba con los empleados. Era creativa, aunque se movió en los estándares de lo clásico. Siempre estará ligada al lujo”, expresa el diseñador John Pacheco, que trabajó con ella.  En 2013 fue su gran desfile. Luego, sus apariciones públicas fueron menguando. Su nombre permanecerá en la historia como un hito en la moda boliviana.

Beatriz Andrade : BCP, marca del estilo boliviano

Basta una mirada para identificar una prenda de la casa de moda BCP: las piezas llevan un toque de elegancia y distinción al igual que su autora, Beatriz Canedo Patiño. La diseñadora boliviana se consagró como la Reina de la Alpaca gracias a su labor con la noble fibra presente en todas sus creaciones. Sin embargo, en 26 años de trabajo ella tuvo que reinventarse, y lo hizo apostando por la seda en vestidos de gala y por aplicaciones de cuero en chaquetas y abrigos de colecciones femeninas y masculinas, siempre con el estilo que la precede, el clásico.

En esta línea, creó prendas de cortes limpios y líneas rectas, siempre bajo la influencia europea, estilo que inspiró más de una docena de colecciones (2001 a 2010). En ellas no faltaron las faldas entubadas, las chaquetas entalladas sugiriendo la silueta femenina, los abrigos largos acompañados de pashminas, chales o bolsos como accesorios. Enemiga de lo extravagante o vulgar, como ella misma declaró en varias entrevistas, siempre optó por los trajes de dos piezas al estilo de Jacqueline Onassis o por los vestidos clásicos de Chanel.

Espigadas modelos debían mostrar las prendas más que la piel. Sobre la pasarela exigía garbo, además de altos moños o pelucas Bob (melenas lacias y con flequillo), un corte inspirado en Cleopatra. Para Beatriz Canedo Patiño el toque de distinción y sensualidad se fusionaban en una mujer con actitud, de andar resuelto y labios rojos.

Beatriz Andrade es editora de Mía.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia