La Revista

Mauricio Otazo: Esperamos hacer la ópera ‘El barbero de Sevilla’

El Director titular de la Orquesta Sinfónica habla sobre la presentación que el elenco tendrá el 29 y 30 de abril con el violinista finlandés Petteri Livonen en el Centro Sinfónico (Ayacucho 366) a las 20.00. Además, recuerda su infancia cuando a sus ocho años le despertó el deseo de convertirse en director de orquesta.Entre sus preocupaciones actuales está la falta de ítems para músicos y que los que existen son de salarios muy bajos, y que no se valora la formación de los artistas.

El Director de la Orquesta Sinfónica, Mauricio Otazo. Ignacio Prudencio

El Director de la Orquesta Sinfónica, Mauricio Otazo. Foto: Ignacio Prudencio

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 26 de abril de 2015

—¿Qué significa para usted trabajar con el violinista finlandés Petteri Livonen?

— Es un violinista que ganó los premios más importantes del mundo, uno es el de Sibelius que se realiza cada cinco años. Livonen es un violinista que tocó con las mejores orquestas y directores, es un músico de nivel mundial. La visita se da gracias al Consulado de Finlandia en Bolivia, la Embajada de Finlandia en Perú y el Instituto Iberoamericano de Finlandia. Hemos unido fuerzas para que venga y ofrezca dos recitales con la Sinfónica.

— ¿Cuál será el repertorio que tocará el violinista con la Orquesta Sinfónica?

— Éste es el año de Sibelius, él es un compositor finlandés de fines del XIX y principios del XX. Es el más importante en Finlandia y justo se cumplen los 150 años de su nacimiento, por eso estamos haciendo un programa dedicado a él con sus temas más importantes. El concierto para violín de Sibelius es uno de los más bellos, de los repertorios clásicos. Tenemos un poema sinfónico llamado Finlandia y la suite Karelia.

— ¿Qué grado de complejidad implica el programa de Sibelius para la Orquesta Sinfónica?

— Es de los más exigentes. Hay dos aspectos: técnico y expresivo. Como es una obra del siglo XX es más difícil de preparar. Seremos entre 65 a 70 personas en escenario. Él llega el sábado y vamos a tener dos ensayos juntos.

— ¿Cómo valora su trabajo como director titular de la Orquesta Sinfónica?

— Son dos años que estoy en esto, fue muy especial para mí porque fue la primera vez en la Orquesta Sinfónica que se elije a un director titular por concurso de méritos. Antes se lo hacía a dedo. Esto fue especial, aunque el proceso fue agotador porque eran muchos candidatos y dimos varias pruebas, eso lo hace muy importante.

— ¿Dónde y en qué realizó su formación profesional?

— Estudié en Alemania en dos universidades, trabajé fundamentalmente con orquestas dentro de Europa. Estoy a cargo de la Orquesta Sinfónica de Bolivia desde hace dos años y es una experiencia muy exigente desde el punto de vista administrativo. En Alemania estudié Dirección de Orquesta (grado y posgrado). En Europa, la carrera de Dirección de Orquesta está más orientada a dirigir óperas. Me formé en ambos géneros para dirigir tanto a óperas como a orquestas sinfónicas.

— ¿Cómo surgió su interés por ser director de orquesta?

— Es algo que surgió a los ocho años, en la música se debe comenzar antes de los diez años. Yo empecé copiando, encontré unos discos en la biblioteca de mi casa y me puse a escucharlos y quise tocar piano. Así fue... A medida que me fue gustando la música y exploré otros tipos de composiciones me fue fascinando el sonido y la idea del director de orquesta haciendo música juntos.

— ¿Pensó en dirigir una ópera en Bolivia?

— El problema con la ópera es el económico. En Bolivia y cualquier parte del mundo producir una ópera es muy caro porque implica  a toda la orquesta, cantantes, escenografías, teatro, etc; por eso se hace poca ópera en el país. Esperamos hacer El barbero de Sevilla, en octubre de este año. Ojalá que salga muy bien, tomando en cuenta las dificultades económicas y logísticas, pero esperamos tener éxito en el proyecto.

— ¿Cómo surge la idea de hacer El barbero de Sevilla?

— Fue una idea principalmente de la Embajada de Italia en Bolivia, esperamos que con ayuda de ellos lo logremos.

— ¿Qué proyectos tiene con la Orquesta Sinfónica?

— Estamos en la línea de hacer más popular a la Orquesta Sinfónica, abrirnos a nuevos públicos.  En ese sentido, tendremos un concierto con Música de Maestros, éste es un proyecto muy lindo musical y artísticamente hablando, porque atrae a un público no tradicional de la orquesta. También tenemos llegadas de solistas internacionales de primer nivel. La orquesta apuesta a ofrecer variedad en sus presentaciones.

—  ¿Qué desafíos tiene su gestión?

— El fundamental es el artístico. Un problema que no se ha solucionado y que me preocupa es la falta de ítems, pues los que tenemos son muy bajos (salario mínimo nacional). Esto es un llamado para que las autoridades ayuden a la orquesta. Una sinfónica en todos los países del mundo es una institución cultural de las más importantes. Además tenemos músicos de muy alto nivel.

Perfil: Formación del director titular

Nombre: Mauricio Otazo Fagalde

Edad: 39 años

Profesión: Director de orquesta

Realizó sus estudios de Dirección de Orquesta en la Universidad de Música Franz Liszt de Weimar, con el profesor Gunter Kahlert, graduándose con la máxima nota posible. Continuó con un posgrado en la misma universidad con el profesor Nicolás Pasquet y luego en la Universidad de Música y Teatro Felix Mendelssohn Bartholdy de Leipzig, Alemania, con el profesor GMD Christian Kluttig.

Fue alumno destacado, entre otros, de los maestros Sir Colin Davis, Fabio Luisi, Georg Alexander Albrecht y Andrei Boreyko.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia