La Revista

La Memoria del Mundo recibe la obra de Jorge Ruiz

Patrimonio. La Fundación Cinemateca postuló el legado al programa de conservación de la Unesco 

Reconocimiento. El nombramiento destaca la obra de Jorge Ruiz.

Reconocimiento. El nombramiento destaca la obra de Jorge Ruiz. Fernando Cartagena-Archivo.

La Razón / Jorge Soruco / La Paz

01:27 / 06 de noviembre de 2013

El legado cinematográfico latinoamericano de Jorge Ruiz fue registrado como parte de la lista de Memoria Regional del Mundo de la Unesco. El nombramiento fue resultado de las gestiones de la Fundación Cinemateca.

El archivo fílmico confirmó a La Razón que el lunes en la tarde recibió una carta del Comité para América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo (Mowlac, por sus siglas en inglés), en la que se informa de la selección del ente multilateral.

El hijo del cineasta, Guillermo Ruiz, destacó que éste es un justo reconocimiento para un autor prolífico —“hasta cuando estaba en la clínica continuaba trabajando”— que dio origen al cine indigenista andino en Bolivia, Ecuador y Perú, entre otros países. Asimismo, destacó que este nombramiento es resultado de la iniciativa de la Cinemateca y de su directora, Mela Márquez.

Al respecto, Márquez indicó que “esta es una noticia muy importante para el país, ya que demuestra que el cine boliviano tiene importancia internacional”. Como prueba, mencionó que John Grierson, considerado el padre del documental mundial, y los técnicos del Museo Smithsonian de Estados Unidos consideraron que Ruiz era el “sexto documentalista más importante del mundo”. La directora agregó que “esta decisión valida el trabajo de conservación que viene realizando la  Cinemateca desde su fundación hace 38 años”.

El realizador boliviano, fallecido en 2012, determinó en su testamento que la Cinemateca sea la única institución que custodie y gestione su obra. De hecho, la carpeta que esta entidad presentó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) incluye, entre otros documentos, la última voluntad de Jorge Ruiz, además del catálogo completo de las dos colecciones que posee el archivo: una organizada por el director y su familia, y la otra recuperada por la fundación durante años.

“Ruiz trabajó hasta el último instante y produjo mucho, pero no organizaba su obra ni seguía de cerca su destino. Eso lo hicimos nosotros”, aseguró Márquez.

El embajador de Bolivia ante la Unesco, Sergio Cáceres, recordó a este diario que el programa tiene como objetivo la preservación y la facilitación al acceso del patrimonio documental. “Eso, luego de una constatación de que en el mundo, por diversas causas (guerras, disturbios, catástrofes), el patrimonio documental está en peligro y muchas veces la sociedad no tiene acceso al mismo”.

Cáceres recordó que la Memoria del Mundo no tiene por vocación incluir obras artísticas. Pero reconoció que hay excepciones, una de ellas es la película Los Olvidados, de Luis Buñuel. “En el caso del legado de Ruiz es interesante que sea admitida, porque quiere decir que el programa ha aceptado y convalida de esta manera la importancia documental de la obra. Es un documento que puede testimoniar ante el mundo, sobre una época, un lugar, un momento histórico determinado”.

El diplomático manifestó que “es también un justo homenaje a un pionero de la cinematografía nacional” y que su oficina está preparando, en París, para 2014, una muestra fílmica dedicada a este destacado cineasta.

El padre del documental nacional

Jorge Ruiz Calbimontes nació en Sucre el 6 de marzo de 1924. Debutó en 1947 con el cortometraje Viaje al Beni. Fue nombrado director técnico del Instituto Cinematográfico Boliviano (1956-1964). En 1980 fundó su propia productora, Cine Video. Una de sus películas más notables y premiadas es Vuelve Sebastiana (1953).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia