La Revista

‘Minerita’: otra película de pornomiseria

“Estamos en contra de la pornomiseria. De aquellas imágenes comunes que se espera del llamado cine del ‘tercer mundo’. Nuestro cine no se aprovecha de la situación política o la coyuntura, la pobreza o la desgracia ajena para conseguir públicos”.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo H. / La Paz

00:50 / 27 de marzo de 2014

En 2008 tres cineastas bolivianos (Bellott, Bastani y Boulocq) escribieron el manifiesto Tres B’s. En el punto tres, decían: “Estamos en contra de la pornomiseria. De aquellas imágenes comunes que se espera del llamado cine del ‘tercer mundo’. Nuestro cine no se aprovecha de la situación política o la coyuntura, la pobreza o la desgracia ajena para conseguir públicos”.

El martes, tras estrenarse en el Cedib de Cochabamba, se proyectó en la Cinemateca el documental (ganador de un Goya) Minerita, del español Raúl de la Fuente. La previsible película de apenas media hora retrata con miserabilismo la historia de tres mujeres mineras en Potosí; de fuera e interior mina.

Con primeros planos fijos en el rostro triste de las protagonistas, Minerita (molesta hasta el diminutivo condescendiente) nos coloca delante de imágenes comunes y arquetípicas de la pobreza, la violencia y la muerte del microcosmos minero con las inevitables secuencias con el “Tío”. Con un final tan esperanzador como falso e hipócrita (la “minerita” corre feliz por el Salar de Uyuni) me hago la pregunta, parafraseando a los “tres B’s”: ¿se aprovecha este cine de nuestras desgracias para conseguir públicos y premios? Dejo la pelota picando.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia