La Revista

Culturas empezará en Europa y EEUU la recuperación de piezas

Patrimonio. Las gestiones ya están en proceso

Jorge Soruco

01:31 / 23 de diciembre de 2014

Las gestiones para repatriar piezas patrimoniales bolivianas comenzaron en Europa y Estados Unidos, aseguró el ministro Pablo Groux, quien confirmó la cifra de 40.000 bienes en el exterior manifestada el domingo por el presidente Evo Morales. El Ministro de Culturas explicó que el número proporcionado por Morales es aproximado y se llegó a éste en base a datos que se tiene en la Unidad de Patrimonio de la cartera que administra.

“Hay que tener en cuenta que durante décadas, investigadores de Europa y Estados Unidos, los principales mercados de patrimonio, expoliaron estos tesoros no solo de Bolivia, sino de toda Sudamérica, de África, el Medio Oriente y otras regiones del planeta. Y muy pocos los devolvieron”.

Al respecto, la autoridad aseguró que ya se trabaja en la repatriación, aunque se abstuvo de revelar detalles de los procesos emprendidos, ni con qué instituciones y naciones en concreto, para no dificultar las gestiones.

Sin embargo, Groux reconoció que no son solo grandes potencias las que conservan piezas patrimoniales bolivianas. Se sabe que existen varias obras de cerámica en Argentina y que investiga con instituciones culturales de ese país, así como con Ecuador y Perú, entre otros, para identificar las obras nacionales que se encuentran en museos o colecciones particulares. “Éste es un trabajo delicado que debemos hacer en colaboración con la Cancillería nacional. Tenemos que contactar a las autoridades locales y a las personas e instituciones que tienen custodia de estos bienes”.

El ministro advirtió que adquirir estas piezas de buena fe —es decir, que las personas o instituciones las hayan comprado de forma legal— no impedirá que se pida el regreso de los objetos. Como ejemplo mencionó el caso de la illa del Ekeko Tunu, que desde 1929 se encontraba en el Museo de Historia de Berna (Suiza), que compró el monolito de 15 centímetros de los descendientes del botánico Johann Jakob von Tschudi, quien en 1859 robó la figura de Tiwanaku.

A principios de este año, la Embajada de Bolivia en Alemania y el Estado boliviano iniciaron los trámites de repatriación, que se realizó en noviembre. Pero para lograr esto, Groux reconoció que se necesita recabar mucha información sobre la procedencia de la figura, requerimiento que tiene la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para colaborar en este tipo de procesos y garantizar su legitimidad.

“La illa del Ekeko Tunu es una de las piezas más documentadas, incluyendo la historia de cómo pasó a poder de Von Tschudi, siendo éste quien lo escribió en su diario”, recordó Groux.

Respecto a la illa —que el fin de semana pasado formó parte de una serie de rituales andinos en distintas comunidades de la zona lacustre—, el ministro indicó que la pieza se encuentra en custodia del Museo Nacional de Arqueología (Munarq), institución donde, tras la feria de Alasita de 2015, se expondrá al público. El Munarq también será responsable de las futuras investigaciones sobre esta reliquia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia