La Revista

Mumford & Sons: evolución

Los elementos nuevos no eliminan las trazas de lo que Mumford & Sons son en esencia: hay un hilo conector indeleble.

La Razón (Edición Impresa) / Sergio Candia / Rock&bol / La Paz

00:00 / 10 de mayo de 2015

Desde su debut mundial, justo en el albor del Folk Revival allá por 2010, la propuesta de los Mumford & Sons se asumió como la plantilla sobre la que se replicaron proyectos a lo largo y ancho del mundo bajo esta etiqueta estilística.

En dimensión propia, fue comprensible encarar un primer trabajo en estricto apego al sonido tradicional con algún giro mimético, sobre todo en producción, que garantice el ingrediente de actualidad. En esa ruta, el desafío del segundo trabajo fue mostrar que los Mumford & Sons no eran solamente el sabor del mes, sino que tenían algo más que decir. La premisa fue cumplida con creces en un memorable segundo esfuerzo que hoy constituye un sólido paso en la dirección de Wilder Mind.

El tercer álbum es una especie de cábala en el mundo musical, los ejemplos a lo largo de la historia del rock parecen indicar que la madurez de sonido y el perfil de la banda se alcanza a definir en el tercer disco. Sin conceder con facilidad a este mito, los Mumford & Sons entregan un trabajo con un salto destacable.

Así como el folk a su momento evolucionó a sonidos más contemporáneos en géneros como folk rock e incluso americana, los Mumford parecen seguir este rastro. A lo largo de Wilder Mind hay guiños a música de grandes intérpretes del género. Algo de Dire Straits, Jackson Browne, Bob Dylan, Bruce Springsteen y otros grandes son referentes para pintar paisajes musicales que, con habilidad y gusto, van configurando cada uno de sus 12 temas.

Mucha de esta labor recae sobre el productor Aaron Dessner, músico que comprende a cabalidad tanto el género como el sonido que debe proyectar. Dessner fue capaz de cambiar los gritos descarnados de Markus por un tono taciturno apoyado en registros más bajos. El resultado apunta a una sublime intimidad que articula de otra manera la aproximación a cada letra y melodía.

Sin embargo, los elementos nuevos no eliminan las trazas de lo que Mumford & Sons son en esencia: hay un hilo conector indeleble que marca otro tipo de pulsiones, que van en el orden emotivo y que son el sello particular de esta banda, no importa cuántas capas se le agregue.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia