La Revista

Tukuta Gordillo trae ‘La misa criolla’

Músico. El argentino es uno de los más importantes representantes del folklore

entrevista. El músico, en la Embajada de Argentina en La Paz.

Entrevista. El músico, en la Embajada de Argentina en La Paz. Miguel Carrasco.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

05:40 / 16 de abril de 2016

Tukuta Gordillo lleva lo andino en sus venas. Hijo de un minero boliviano y una chola potosina, el argentino es reconocido en el ámbito mundial. Gordillo llegó al país para interpretar La misa criolla, el martes a las 19.30 en el Paraninfo de la UMSA (J.J. Pérez).

“Tengo el orgullo y suerte de contar con los ancestros que tengo. Una cuna donde me arrullaron y se dio el misterio para ser músico de los Andes”, explicó Gordillo, quien llegó al país para un recital gracias a una gestión de la Embajada de Argentina.

El músico tiene muy presente a su abuelo, quien era un aymara peruano y tocaba el siku y las cañas. “Él me enseñó desde pequeño muchas cosas, entre ellas a tocar”, recordó el argentino, quien nació en Maimará, cuando sus padres migraron a Argentina.

“Mi abuelo llegó a Argentina y recuerdo que había un momento muy especial cuando volvía de la escuela a las 17.30, allí comenzaba la ceremonia. Él ponía agua al sol, su máquina de afeitar, calentaba el agua y se ponía jabón creando una barba como si fuera un Papá Noel aymara. Él sacaba una caja, una radio donde sonaba Voz sindicalista del minero boliviano, radio Huanuni, y se escuchaban los charangos y sikus, ésa fue mi escuela”, recordó el músico.

La misa criolla es una obra musical para solistas, coro y orquesta, de naturaleza religiosa y folklórica, creada por el músico argentino Ariel Ramírez, con quien Tukuta Gordillo tocó los sikus.

La obra se interpretará el martes con el coro universitario de la Universidad Mayor de San Andrés y la Orquesta de Instrumentos Nativos de la UMSA. Los solistas serán Melo Herrera León y Aldo Paz. El ingreso al recital es gratis.

“Conocí a Ariel Ramírez porque en un barcito de comidas de mi madre, yo atendía y tocaba en la peña. Un día llegó Ariel Ramírez y toqué con las cañas y le pareció lindo”, rememoró. El destino los juntó cuando Gordillo se fue a Buenos Aires y le propuso que tocaran juntos. “Así comenzó todo”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia