La Revista

Olvidados: La memoria de la represión

Una escena de la película. Foto: cinemascine

Una escena de la película. Foto: cinemascine

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 10 de agosto de 2014

Las primeras imágenes de la película Olvidados son de archivo y muestran la toma de posesión de dictadores sudamericanos a la presidencia vía golpes de Estado: Videla en Argentina, Pinochet en Chile, Stroessner en Paraguay, Bordaberry en Uruguay y Banzer en Bolivia. Dirigida por el mexicano Carlos Bolado y producida, coguionizada y protagonizada por la boliviana Carla Ortiz, este filme es la clara reconstrucción de una memoria de la represión.

Esta memoria de la represión —o del periodo dictatorial y posdictatorial— está construida por el secreto y la mentira. Es por eso que Olvidados pone el foco en los recuerdos del atormentado coronel José Mendieta, un anciano retirado de las Fuerzas Armadas, que fue parte del Plan Cóndor en la aterradora década del 70.

Este punto de vista da, sin lugar a dudas, una estética particular al filme, de la que surge, inevitablemente, una ética que se revela a través de Lucía, el personaje de Carla Ortiz. Ella, pues, está en contra de cualquier ideal que conduzca al radicalismo, dando a entender incluso que ella es víctima gracias a los amigos subversivos de su esposo Marco, un periodista francés, corresponsal de Le Monde.

Esta visión apolítica de Lucía causa —en medio de flashbacks producidos por la fragmentariedad de una memoria violentada— indignación al espectador que experimentó la represión de esta época; mientras que, al mismo tiempo, siente mucha angustia por las desapariciones (las del film, que proyectan las suyas propias) y una gran impotencia ante los primeros planos de las imágenes sangrientas de las torturas provocadas por la injusticia del poder.

Finalmente, Olvidados alude a uno de los hijos de la revolución criado por el autoritarismo, además de principal heredero portador de la desmemoria colectiva, la misma que después de dos décadas eligió voluntariamente como rey a su antiguo tirano. En fin, solo nos queda pedirle a Dios que lo injusto no nos sea indiferente, como dice la canción con la que termina la película.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia