La Revista

El cuerpo: una, dos y mil veces

El cuerpo es territorio propio y ajeno, una multiplicidad de zonas por las que transita la mirada, la voz y la corporalidad, imagen y réplica, sombra y fantasma.

La Razón (Edición Impresa) / Mary Carmen Molina E. / La Paz

00:47 / 07 de mayo de 2014

En Par. Versión remota, la bailarina boliviana Maque Pereyra y la artista visual peruana Cecilia Vilca hablan de la territorialidad del cuerpo, de un cuerpo contra otro. La obra articula la danza contemporánea con la tecnología, a través de una performance en el que bailarín y espectador interactúan, en un diálogo real de preguntas verbales y respuestas corporales.

El escenario se ve desplazado en distintos espacios: el del bailarín y el espectador, que interactúan en un lugar cerrado; el de la generación y proyección audiovisual de esta interacción, que ocurre en una sala abierta cerca del primer espacio y utiliza una aplicación digital que responde a los movimientos del cuerpo; y el de la retransmisión del producto visual en un espacio remoto; México.

Lo que ocurre, además, ocurre dos veces: la obra es puesta en escena en Bolivia y México, con los mismos conceptos y tecnología. Sobre el cuerpo del bailarín se proyecta el rostro del espectador: su expresividad se convierte en textura, el cuerpo en una especie de espejo deformante, que la imagen traduce en una sucesión de formas, luces y sombras en movimiento. El cuerpo es territorio propio y ajeno, una multiplicidad de zonas por las que transita la mirada, la voz y la corporalidad, imagen y réplica, sombra y fantasma.

Mary Carmen Molina E. es espectadora.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia