La Revista

‘Toqui’ Borda recargado: ‘Nonato Lyra’

En ese escenario La Mariposa Mundial, a través de uno de sus incansables laburantes (Rodo Ortiz), dio a conocer un descubrimiento, una aparición misteriosa: el décimo cuaderno-manuscrito de Borda, la continuación de su excelsa obra El Loco.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo / La Paz

00:14 / 18 de diciembre de 2014

El martes, la fauna y flora de la literatura paceña se reunió en la que fuera la casa de Arturo Borda, el pintor, el escritor, el Toqui. La casa del tío de Borda, don Guillermo, es ahora una conocida discoteca con dueño stronguista (el Gigante Kurmi de la calle Murillo).

En ese escenario La Mariposa Mundial, a través de uno de sus incansables laburantes (Rodo Ortiz), dio a conocer un descubrimiento, una aparición misteriosa: el décimo cuaderno-manuscrito de Borda, la continuación de su excelsa obra El Loco. Ortiz, llegado de Pittsburgh (EEUU) traía bajo sus brazos 30 ejemplares del libro Nonato Lyra, rescatado del archivo Héctor Borda, sito en Santa Cruz. Nonato Lyra, personaje bordeano, es un desaparecido que vuelve entre nosotros: “una fatal aventura que apenas comienza”, como dijo Rodo en la presentación.

Arturo Borda siempre tuvo mucho que decir (amén de pintar el Illimani) y acá volvemos a pasear por los populares barrios paceños, la picaresca de la época, los crímenes de los años 40, los modismos y aymarismos ancestrales, los aforismos del Toqui. En la página 37 se lee: “Mi paradoja. La soledad me atrae y encanta pero mi soledad me inquieta y me da miedo. ¿Será porque vivo en este país paradójico por excelencia?”.

Ricardo Bajo es periodista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia