La Revista

La Paz baila con la UMSA, pero su entrada se inicia con retraso

Ritmo. Los paceños combatieron el frío al paso de caporales y morenos.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

00:00 / 03 de agosto de 2014

La energía de los morenos que levantó de sus asientos al público con el canto: Si quieres bailar/ morenada/¡tienes que estudiar Derecho!..., hizo olvidar la hora y poco más de retraso con el que comenzó ayer la XXVII Entrada Universitaria de la UMSA, pero que una vez más puso a bailar a la ciudad de La Paz.

Las trompetas, el bombo y los trombones hicieron mover a todos, incluido el rector y exdefensor del Pueblo, Waldo Albarracín, que se lució como veinteañero cuando los Verdaderos Morenos de Derecho pasaron por el palco, ubicado en la calle Bueno y Camacho. “El entusiasmo juvenil, la alegría y la recuperación de las tradiciones son el mejor aporte de esta fiesta”, alcanzó a decir el rector de 52 años, mientras ejecutaba un paso de achachi moreno con tres damas.

Cerca de las 11.30, los morenos de Derecho habían cruzado por el palco, atrás todavía quedaban otras 59 fraternidades. Pero, a qué se debió el retraso. Todos apuntaban a los Abogados del Diablo. La nueva fraternidad fue incluida por primera vez en la entrada de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), debió ingresar a las 08.10, pero a las 10.15 estaba recién a dos cuadras de la Pérez Velasco. “Los grupos invitados llegaron tarde y por eso se retrasó todo”, afirmó Carlos Sánchez, del comité de control.

Quien se lo tomó con humor el retraso del inicio de la fiesta fue el historiador y “llamero de cepa” a la vez, Fernando Cajías, para quien: “los de Derecho han provocado el retraso, ojalá que después (cuando egresen) no retarden la justicia…”. Magia. Pese a ello y a los 14 grados centígrados de la fría e invernal mañana paceña, los universitarios pusieron a bailar al público en su paso desde la Montes hasta la avenida Camacho, el final del recorrido.

“¡Eso chicos!”, “Así se baila”, gritaban los espectadores desde las graderías instaladas cerca del Obelisco, mientras los pujllay de Geografía pasaban con su paso altivo y enérgico.  

La fiesta universitaria también cautivó a los extranjeros. “Yo soy alemana, vivo en El Alto y es la primera vez que bailo”, dijo Carolina, una joven de 19 años, integrante de la fraternidad Antawaras de Economía. Uno más adelante, un estadounidense nacido en Chicago, se esforzaba por igualar los pasos de la antawara. “El jueves me animé, ahora estoy bailando”, dijo el joven de apellido Lifton.

Más atrás, los integrantes de la banda musical San Andrés se robaron más de un aplauso, al igualar y mejorar los pasos de los caporales de Ciencias Políticas. A diferencia de otros años, solo hubo cinco caporales. Así, la entrada transcurría, mientras el público esperaba impacientemente el paso de la danza autóctona tutiri, del taller Programa de Naciones Originarias, un aporte más de la entrada universitaria a las danzas del departamento de La Paz.

Otros datos de la XXVII Entrada

  • Decomisos

Hasta el mediodía, la Intendencia Municipal había decomisado 100 cajas de cerveza y 39 licores “Listo”, que se vendía a metros de la entrada. Una norma prohíbe su comercialización.

  • ¿Ojotas?

La ñusta del pujllay de Geografía estaba desesperada ayer, porque se rompieron sus ojotas, primero probó con unos zapatos y luego esperó por otras ojotas, para terminar el recorrido de la entrada.

  •  Bandas

“Nosotros cobramos por persona unos Bs 160 por día”, así dijo uno de los portavoces de la banda Germán Busch, sobre el costo de sus servicios musicales.

  • Gigante

Un casco gigante, de unos tres metros por dos, de los wist’us se destacó entre los carros alegóricos. El trabajo costó unos $us 500.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia