La Revista

Pimentel: ‘Aquí estoy para dar la cara’

El salón rojo de la Alcaldía fue el escenario del primer encuentro de Pimentel con los periodistas de Oruro tras el colapso de la pasarela, ocurrido la tarde del sábado, y en algunos momentos, con la voz quebrada, explicó lo sucedido.

Autoridad. Foto de archivo de la alcaldesa de Oruro, Rossío Pimentel. Foto: archivo Miguel Carrasco

Autoridad. Foto de archivo de la alcaldesa de Oruro, Rossío Pimentel. Foto: archivo Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

02:11 / 04 de marzo de 2014

Dos días después del colapso de una pasarela peatonal en la Entrada Folklórica del Carnaval de Oruro, que ocasionó cuatro muertes y dejó 93 heridos, la alcaldesa Rossío Pimentel  anunció que se halla a disposición del Ministerio Público, admitió que hubo fallas en el operativo de auxilio y que la Policía y los militares perdieron el control de los espectadores.

“Aquí estoy para ponerme al frente  y dar la cara en todo lo que haga falta. Aquí estoy, ante el Ministerio Público, ante mi pueblo, pidiéndole fuerza, y resignación a los familiares de los fallecidos. Aquí estoy para dar la cara y aquí estaré”, enfatizó.

La Federación Departamental de Bandas de Músicos Profesionales de Oruro (Fedebampo) y los familiares del trompetista de la Banda Espectacular Poopó Saturnino Patzi Choque —uno de los cuatro fallecidos— anunciaron el domingo, por separado, que presentarán una querella criminal contra la autoridad edil.

El salón rojo de la Alcaldía fue el escenario del primer encuentro de Pimentel con los periodistas de Oruro tras el colapso de la pasarela, ocurrido la tarde del sábado, y en algunos momentos, con la voz quebrada, explicó lo sucedido.

“Estamos coadyuvando en todo lo que sea. (Entregando al Ministerio Público) la información para que la investigación siga su curso. Nos han solicitado la entrega de planimetrías, cálculos estructurales que determinan la capacidad de la pasarela. Todos estos informes se están entregando para el análisis pericial”, apuntó.

Por instrucción de la Fiscalía General del Estado, con sede en Sucre, el fiscal departamental, Orlando Riveros, abrió una investigación de oficio para establecer responsabilidades, penales y civiles, si las hubiera.

Las pesquisas fueron encomendadas a una comisión de cuatro fiscales, ante quienes la Alcaldesa prestó sus primeras declaraciones informativas la noche de la tragedia.

Sobrepeso. La autoridad municipal reiteró que hubo sobrecarga en el paso peatonal, que había sido habilitado provisionalmente para permitir la circulación de los peatones y evitar que interrumpan el desfile.

La pasarela peatonal está fabricada para el paso de gente, pero cuando ocurrió la tragedia estaba colmada de espectadores, que bailaban sobre ella al ritmo de la diablada ejecutada por la Banda Espectacular Poopó. “Prefiero que sea el peritaje del Ministerio Público el que determine si había sobrepeso, porque podría equivocarme. Sin embargo, una vez más digo que estoy a disposición de la Fiscalía desde el mismo 1 de marzo”, insistió. El Gobierno Municipal de Oruro calculó que unos 300.000 turistas, entre nacionales y extranjeros, se trasladaron este año a esa capital para presenciar la entrada de 35.000 danzarines.

El 18 de mayo de 2001, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró  al Carnaval de Oruro Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

“Lamento que (en) una  fiesta tan grande a veces (se) pierde control por la cantidad de gente que llega y el desborde que se produce. Ni la Policía ni el Ejército en su momento han podido controlar”, recalcó.

Pimentel, a momentos con la voz quebrada,  aseguró de  que lo sucedido fue un accidente y que ella dispuso como prioridad la atención de  los heridos y la asistencia a las familias de las personas que perdieron la vida, tres trompetistas de la Poopó y un espectador.

“Hemos desplegado inmediatamente grúas, equipo pesado, hemos pedido ayuda a la Policía. Se han dispuesto ambulancias, pero ha faltado gente para trabajar en el operativo de auxilio. Había caos, desesperación, pero se han tomado todas las previsiones para la atención de los heridos”, apuntó la primera autoridad municipal de Oruro.

Culturas redoblará la seguridad el próximo año

Mariana Pérez

Después de la tragedia ocurrida el sábado de peregrinación en Oruro —en la que perdieron la vida cuatro personas al desplomarse una pasarela — el Ministerio de Culturas y Turismo informó que para las próximas versiones del Carnaval se realizará una planificación más rigurosa en asuntos de seguridad.

“Lo que nos corresponde a nosotros es acompañar una planificación mucho más estricta en las medidas de seguridad para las próximas versiones”, dijo a La Razón el titular de ese despacho, Pablo Groux.

La estructura metálica que se desmoronó sobre la avenida 6 de Agosto, cuando hacía su paso la banda de música Espectacular Poopó, acabó con la vida de tres trompetistas y un espectador, por lo que la Fiscalía Departamental de Oruro comenzó las respectivas investigaciones.Para Groux, la idea de habilitar las pasarelas fue positiva en un principio porque el propósito era evitar que los asistentes interrumpan el paso de los grupos de baile y las bandas de música.

Al margen de las indagaciones, en su opinión, los recaudos para impedir que algunas personas se detengan en el paso peatonal fueron insuficientes y ello dio paso a que sea utilizado como mirador.

Riesgo. El hecho, que enlutó al Carnaval de Oruro, ingresó desde ese momento en un mar de repercusiones y entredichos de responsabilidad. Incluso, se llegó a poner en duda si la declaratoria de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad —que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) otorgó a la celebración en 2008— pudiera estar en riesgo.

Al respecto, el titular de Culturas descartó esa posibilidad y aseguró que el título “no corre ningún riesgo” porque el siniestro fue un hecho excepcional que no se había registrado antes y también, en razón de que la declaratoria no está relacionada solo con el día de la peregrinación, sino con toda la ritualidad que engloba esa expresión cultural que conjuga la mayoría de las danzas del país.

El sitio oficial de la organización (www.unesco.org) cita que el Carnaval de Oruro fue inscrito en 2008 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que fue originalmente proclamada en 2001, junto a la Cosmovisión andina de los kallawayas.

Ese proceso de inscripción y selección fue impulsado por Zulma Yúgar, quien ejercía como  Directora General del Viceministerio de Turismo en 2001.

“La gran lección es que no se puede dejar nada al azar, sino que hay que tomar recaudos concretos en cada uno de los detalles de organización que se tienen al momento de planificar el día de peregrinación”, indicó Groux.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia