La Revista

Voluntarios llevan música orquestal a un hospital

Música para el Alma llegó al país con 9 artistas y a ellos se sumaron 65 bolivianos. Tras el recital, grupos más pequeños de artistas recorrieron los distintos pabellones. Y por la tarde, el espectáculo se repitió en el asilo San Ramón.

Médicos, padres y niños en Oncología y otros pabellones del Hospital del Niño pudieron escuchar a los músicos.

Médicos, padres y niños en Oncología y otros pabellones del Hospital del Niño pudieron escuchar a los músicos. Foto: José Lavayén

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas / La Paz

12:03 / 18 de abril de 2017

Isaac (11 años) nunca había escuchado una orquesta. “He venido al Hospital (del Niño) porque mi piecito está mal. He escuchado y está muy bonito”, sonrió este lunes después de seguir con las palmas el concierto de los voluntarios de Música para el Alma.

Media hora antes del recital, a las 10.30, en el Hospital del Niño Aliaga Uría, 65 músicos bolivianos conocían a nueve de sus pares, integrantes de la asociación civil argentina Música Para el Alma —organización sin fines de lucro, autogestionada, independiente, solidaria y gratuita— que lleva su arte a espacios no convencionales, como hospitales, hogares de niños o asilos de ancianos.

La cornista Verónica Guardia fue el contacto en La Paz para este primer concierto en Bolivia. “Me contactaron músicos cochabambinos que son parte del proyecto. Al ver la situación de los niños, me uní a la causa”, cuenta la instrumentista, que convocó a músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), Orquesta Sinfónica Femenina, Conservatorio Nacional de Música, Sociedad Coral Boliviana, Coro Impera y artistas independientes, como la soprano Diana Azer, que accedieron a apoyar con su tiempo y talento.

Weimar Arancibia —director artístico de la OSN— tomó la batuta y repasó algunas de las partituras que la delegación argentina trajo, junto con 45 poleras que no abastecieron ante la respuesta de los músicos locales.

  • Tras el recital, grupos de cámara visitaron las salas. Foto: José Lavayén - La Razón.

A las 11.00, tras ser presentados por el director del hospital, Alfredo Mendoza, empezó el concierto. Hubo obras del repertorio clásico universal (Aleluya de Häendel o Brindis de La Traviata de Verdi), música popular (La pantera rosa de Mancini) y cerró con canciones latinoamericanas, un chamamé argentino y la cueca tarijeña Moto Méndez, en un arreglo de un músico boliviano que integra el proyecto en Argentina.

“Sueño cumplido”, dijo Jorge Bergero, impulsor de la iniciativa. “Empezó una gira maravillosa por La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, siete hospitales y más de 150 músicos inscritos que se suman a esta idea solidaria”.

“Fue hermoso. Es el inicio para poder replicar la experiencia aquí bajo el lema de Música para el Alma”, expresó Ana Agramonth, directora de la Sociedad Coral.

Tras el recital, grupos más pequeños de artistas recorrieron los distintos pabellones del hospital. Y por la tarde, el espectáculo se repitió en el asilo San Ramón. (18/04/2017)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia