La Revista

Ricardo Bajo: Ulrike grita una terrible carcajada

Yo, Ulrike, grito… es uno de los ocho monólogos de Darío Fo y Franca Rame, pareja esencial en lo que a teatro político y comprometido se refiere.

La Razón / La Paz

00:39 / 11 de julio de 2013

Alejandra Álvarez Mendoza es la célebre activista armada Ulrike Meinhof, en prisión por fundar y pertenecer a la Facción del Ejército Rojo (RAF), una guerrilla urbana alemana de los años 70, también conocida como la “banda Baader-Meinhof”. Yo, Ulrike, grito… es uno de los ocho monólogos de Darío Fo y Franca Rame, pareja esencial en lo que a teatro político y comprometido se refiere. Estrenada la semana pasada, mañana viernes y el sábado, la obra —de apenas media hora— vuelve a escena en El Desnivel, de Sopocachi.

Alejandra nos susurra, resiste y enfrenta a la autoridad (y al terrorismo de Estado), como mujer, como revolucionaria. Armada con una silla, se extraña un mayor trabajo en lo escenográfico (más blancos en ese mundo oscuro y silencioso); y un trabajo actoral y poético de mayor calado.

Yo, Ulrike, grito… (bajo la dirección de Miguelángel Estellano) es una reflexión sobre la violencia, la muerte y la prohibición de pensar. Y tiene —a pesar de los pesares— un mensaje de esperanza: “pesada como una montaña es mi muerte..., ¡cien mil y cien mil y cien mil brazos de mujeres han levantado esta inmensa montaña y os la arrojarán encima con una terrible carcajada!”. Teatro feminista implacable, irreverente, irónico, tierno, rabioso... como Dios manda.

Ricardo Bajo H. es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia