La Revista

Ricardo Bajo: Las buenas y ‘Las malas intenciones’

Los aires oscuros y opresivos junto al “tempo” pausado y el humor negro de esta joyita cinematográfica nos retratan una clase acomodada encerrada en su soledad, en una casa aislada y amurallada que a ratos me recuerda la casona de la Zona Sur de Juan Carlos Valdivia.

La Razón / La Paz

00:48 / 04 de julio de 2013

Después de su paso por el ciclo de cine peruano en la Cinemateca, Las malas intenciones de la guionista y directora Rosario García-Montero se estrena en las salas comerciales de Bolivia. Esta sólida “ópera prima” es una pequeña gran sorpresa y vuelca la mirada —desde los ojos de una niña inteligente y perturbada (convincente interpretación de Fátima Buntinx, de apenas 9 años)— sobre los años de plomo Sendero Luminoso y el terrorismo de Estado.

Los aires oscuros y opresivos junto al “tempo” pausado y el humor negro de esta joyita cinematográfica nos retratan una clase acomodada encerrada en su soledad, en una casa aislada y amurallada que a ratos me recuerda la casona de la Zona Sur de Juan Carlos Valdivia. Los paraísos artificiales repletos de héroes, batallas y derrotas de la protagonista —con padres separados— forman un universo paralelo ficcional (fantástico y surrealista) dominado por la soledad, el miedo y la muerte balsámica. Y paradójicamente, por la esperanza.

Las malas intenciones (de casi dos horas) es una susurrante invitación a disfrutar del cine latinoamericano  (de mujeres) de calidad; algo poco habitual en nuestras carteleras, con más pantallas que nunca, pero avasalladas como siempre por los insufribles blockbusters gringos.

Ricardo Bajo H. es periodista

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia