La Revista

Río olvida los problemas con la fiesta

La ciudad inició ayer el Carnaval con la entrega de sus llaves al Rey Momo.

Uno de los carros de la entrada. Foto: AFP

Uno de los carros de la entrada. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Río de Janeiro

00:00 / 13 de febrero de 2015

Desde ayer Brasil podrá olvidarse un tiempo de sus problemas, ya que el Rey Momo se convirtió en alcalde de Río y decretó varios días de fiesta y excesos, tras recibir las llaves de la ciudad de la autoridad edil Eduardo Paes.

Con la fiesta, al menos por unos días quedan atrás los problemas como el mal desempeño de la economía, la sequía que afecta el sureste del país o el gigantesco escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, que habría beneficiado al gobernante Partido de los Trabajadores y a sus aliados.

Pese a todo, una de las máscaras más vendidas en esta edición es la de la expresidenta de Petrobras Graca Foster.

Casi un millón de turistas, el 70% brasileños, están llegando a Río para participar en el Carnaval. Los hoteles estarán ocupados en un 76% y las festividades dejarán a la Cidade Maravilhosa más de $us  420 millones.

“El brasileño se prepara 361 días para el Carnaval. Son cuatro días en los que el país se libera del estrés acumulado durante todo el año”, explicó el jueves el bailarín y coreógrafo Carlinhos de Jesús.

El apogeo de la fiesta tendrá lugar en las noches de domingo y  lunes, cuando desfilen las mejores 12 escuelas de samba (seis cada día) para competir por el título de campeona del Carnaval.

Río de Janeiro prolongará este año la festividad para celebrar el 450 aniversario de su fundación el 1 de marzo. “Se extenderá al fin de semana del 28 de febrero y 1 de marzo”, anunció esta semana el burgomaestre Eduardo Paes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia