La Revista

El día que Sainz desapareció pidió a sus papás rezar con él

Escritor y sociólogo, ya tenía acostumbrada a su familia a salir a caminar por las amplias y extensas calles de Santa Cruz, pero aquel día fue diferente porque las dos horas de paseo cotidiano se convirtieron en indefinidos.

Facebook. Marcos (sentado y de cabeza rapada) colgó esta foto en su muro el 30 de junio de 2013. Foto: Iván Condori

Facebook. Marcos (sentado y de cabeza rapada) colgó esta foto en su muro el 30 de junio de 2013. Foto: Iván Condori

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

00:42 / 06 de enero de 2014

Eran las 06.00 del lunes 18 de noviembre cuando Marcos Huáscar Sainz Bacherer, atraído por los primeros rayos del sol y una corriente de viento, salió a caminar luego de rezar con sus padres. Desde ese día no aparece y sus familiares y amigos están en campaña por encontrarlo.

Ese día salió de su casa de la avenida Paragua casi segundo anillo donde habitaba. A casi 50 días de aquel momento, a los deudos se han sumado también los vecinos, que buscan al hombre de 43 años incluso a través del uso de las redes sociales.

Sus padres, Néstor y Lía, con quienes compartía el apartamento, lo vieron por última vez esa mañana, pero nunca pensaron que aquella caminata acostumbrada en los últimos tiempos se convertiría en un episodio de dolor.

El papá contó a La Razón que ese amanecer Marcos entró en el cuarto del matrimonio, se acostó con la pareja y se expresó muy cariñoso. Y dijo:“Dios nos ama y nada malo puede pasarnos”. Luego de pedirles que recen con él el Padre Nuestro, salió.    

Escritor y sociólogo, ya tenía acostumbrada a su familia a salir a caminar por las amplias y extensas calles de Santa Cruz, pero aquel día fue diferente porque las dos horas de paseo cotidiano se convirtieron en indefinidos. Según cuenta el padre, él llevaba una polera roja, jean negro y calzaba unas zapatillas de color plomo.

Ahora, la familia acudió a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para que buscaran a Marcos, pero los oficiales que le asistieron dijeron que no había manera de iniciar una investigación porque no existía ningún delito. Entonces los amigos emprendieron la búsqueda en las diferentes plazas, plazuelas y parques a los que el hombre acostumbraba ir.

Los allegados a Sainz relataron que lo más curioso del caso es que aquél no cargaba teléfono celular ni dinero ni documentos que lo identifiquen, porque él había salido a hacer deporte. Esto preocupa más en el seno familiar, que prefiere no hacer hipótesis alguna de lo que pudo haber ocurrido.

“Él era un hombre muy pensador, meditaba mucho; observaba el sol, las plantas y tenía contacto con la tierra. Leer y escribir eran su pasión porque siempre decía que era lo que más le gustaba”, recordó muy consternado el jefe de la casa, aunque con creces evitó caer en llanto al hablar de su hijo.

Premio. Conocido en la literatura y la sociología bolivianas, Sainz publicó dos obras relacionadas con la poesía y el cuento, En la región del Toctoque (1997)” y Matambre y otros cuentos (1998). Fue galardonado con el Premio Municipal de Literatura Franz Tamayo en 1998, en La Paz.  

Además, daba clases en la Escuela Nacional de Teatro en el Plan Tres Mil y era profesor de enseñanzas alternativas del programa del Instituto Radiofónico Fe y Alegría, según comentaron sus familiares.

“No tengo nada claro y  he olvidado todo lo leído; a cada momento pienso dejar caer mi piel, se la llevará el viento o se la comerá una víbora paseandera”, dice un párrafo de su libro En la fegión del Toctoque.

Alejandro Vargas, su primo, contó que desde el mismo día de la desaparición “extraña” se ha iniciado con la búsqueda incesante en todos los barrios y calles de la capital oriental. Lamentó “la nula” participación de la Policía Boliviana en la búsqueda. “Pasadas las 48 horas de su desaparición, se ha sentado la denuncia como establece la ley, pero hasta ahora no existe ninguna respuesta bajo el argumento de que no hay delito”, reclamó.

“Estamos iniciando una campaña de búsqueda a través de la redes sociales porque ya no sabemos dónde acudir; la familia está destruida anímicamente por la desaparición de mi primo”, relató a La Razón.

Intensa búsqueda en la redes

  • Campaña

“Encontremos a Marcos Sainz Bacherer” es la cuenta de Facebook abierta para ubicar el paradero del hombre de 43 años de edad.

  • Números

Los teléfonos son: 3-464966 (Santa Cruz), 766-00883, 770-98220, 715-24264 y 721-97311.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia