La Revista

Spyro Gyra: la leyenda deleitó

En el jazz destacan las “prima donnas” que acaparan todos los focos; en Spyro Gyra brilla el equipo y una mágica fusión-improvisación que pone por encima de todo el conjunto, la música (que te transporta, te permite imaginar, como dijo Cortázar).

La Razón / Ricardo Bajo H.

04:05 / 22 de noviembre de 2013

Cuarenta años como banda —sin divismos— traen estos frutos: la leyenda del jazz-fusión deleitó el miércoles  a casi 1.000 personas en el Círculo de Oficiales del Ejército de La Paz. Hora y media de música de altos vuelos trajeron una simbiosis de jazz-rock, funk, blues y ritmos latinos. En el jazz destacan las “prima donnas” que acaparan todos los focos; en Spyro Gyra brilla el equipo y una mágica fusión-improvisación que pone por encima de todo el conjunto, la música (que te transporta, te permite imaginar, como dijo Cortázar).

La banda estadounidense “liderada” por el saxofonista Jack Beckenstein (uno de sus fundadores) regaló, no obstante, momentos sublimes de solo de sus cinco hombres: el cubano Julio Gutiérrez deslumbró con una encendida guitarra y un tema cantado (De la luz) con sonoridades de son yoruba. La calidad instrumental en los teclados de Tom Shuman, en el bajo de Scott Ambush y en los malabares de un simpático Lee Pearson en la “bata”, dejó una sensación de placer sin fin.

El último disco The Rhinebeck sessions centró el show: un trabajo en el que la improvisación destila belleza, honestidad y emotividad. El público fue parte con coros de blues y palmas. Spyro Gyra “atrapó el sol” y la luna de una noche paceña para el recuerdo.

Ricardo Bajo H. es periodista

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia