La Revista

El carácter nacional de los premios RockAndBol

La diversidad boliviana se hizo evidente de manera particular a través de sus expresiones culturales, testimonio de una sociedad que aspira a grandezas, a días mejores.

La Razón (Edición impresa) / Sergio Candia

00:00 / 17 de noviembre de 2013

La diversidad boliviana se hizo evidente de manera particular a través de sus expresiones culturales, testimonio de una sociedad que aspira a grandezas, a días mejores.

Los premios RockAndBol capturaron una faceta de esa enorme riqueza cultural buscando reflejar el estado de la música hecha por las nuevas generaciones de rockeros de toda Bolivia. Gracias a una red de emisoras en el ámbito nacional, RockAndBol llega semanalmente a las capitales de departamento y algunas ciudades intermedias, y esto incide en la variedad de material musical que se difunde a través de las ondas del programa y de la radio online.

Más de 120 canciones emitidas a través de RockAndBol habilitaron a 80 bandas a conseguir una nominación en la versión 2013 de los galardones. En la selección final quedaron 56 bandas en carrera, siendo el número más alto de la historia de la premiación. La cifra refleja también un repunte interesante en producción, sobre todo en bandas jóvenes con propuestas renovadas que desean dar continuidad al trabajo iniciado por otras con mayor permanencia en la escena del rock boliviano.

El logro más grande de la versión 2013 de los premios fue el consolidar de manera contundente este esfuerzo semanal de integración a través de la música. El catálogo 2013 de RockAndBol ofrece rock, pop, jazz, blues, rap/hip hop que llegan desde La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Oruro, Potosí, El Alto y Sucre.

Se premia el talento, se premia el trabajo, pero a la larga el ganador más grande es el movimiento musical que se robustece cada año con mejores trabajos, inspirando a las nuevas generaciones a trabajar y elevar la calidad de sus propuestas.

Otro logro importante fue congregar en un mismo recinto a músicos de todas partes de Bolivia, quienes pudieron compartir, intercambiar criterios y estrechar relaciones de amistad, abriendo el camino para trabajar en conjunto en un futuro cercano. El contacto humano crea lazos y sintonías de trabajo, luego cada uno desempeña un papel específico y aporta desde su área, sea la música, la ingeniería de sonido, el audiovisual, la logística... en fin, tareas que implican todos los aspectos de una industria en crecimiento.

El trabajo por el rock boliviano no es tarea de una sola institución, es una suma de esfuerzos, en los que todos los actores, todas las iniciativas, aportan a la construcción de una meta que se hará mas clara y más cercana en función de la constancia de quienes decidan ser parte activa de este fin que supera personas y trasciende generaciones.

Finalmente, el trabajo con pasión, sea éste por el rock boliviano o por cualquier otra motivación, produce resultados, inspira a nuevas generaciones, motiva a continuar y produce eso que a veces nos falta: “Creérnosla” como bolivianos, convencernos de que nuestras capacidades pueden lograr las metas que se presenten. Salud por nuestros músicos: merecidos premios, merecido cierre de año.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia