La Revista

Y el cielo se quedó vacío - Ricardo Bajo

La Razón / La Paz

00:00 / 30 de agosto de 2012

Después de las bombas (editorial La Hoguera) es un libro apocalíptico. Los nuevos cuentos del cochabambino Gonzalo Lema nos envuelven en un universo futurista cargado de pesimismo existencial, de ausencia y enojo de Dios, de gente experta en causar dolor. Viajeros que no regresan a la tierra, mujeres que paren jirafas, atletas-robots con corazones que explotan en mil pedazos, cielos rojos: es el mundo posnuclear de Chaly. 

Lema construye un futuro sombrío para seguir hablando de la vida, la muerte y el amor, sus tres heridas abiertas. Y por supuesto, del olvido que todo lo puede.

Como toda recopilación de relatos, hay subidas y bajadas. De las catorce narraciones, una de ellas vale todo el libro: es Un mundo nuevo.  Lema nos tiene acostumbrados a plasmar su pesimismo a rajatabla en su famoso detective Santiago Blanco; el regreso al “creador” y a un género como la ciencia ficción en su rama de distopías nos hace perder a un excelente narrador de género negro-policiaco para sorprendernos —no tan gratamente— en unos escenarios donde el autor no se siente a gusto. Espero que el regreso del equipo de sus amores a los escenarios  principales ahogue esa mala creencia de que la tierra será siempre un lugar triste y doloroso.

Ricardo Bajo es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia