La Revista

El cine comprometido debuta en la Berlinale

Ayer se presentaron tres películas que denuncian difíciles situaciones sociales

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Berlín

00:31 / 08 de febrero de 2014

El cine comprometido irrumpió ayer en la Berlinale con Forest Whitaker en la piel de un preso en libertad condicional converso al islam en el árido Nuevo México, compartiendo jornada con dos duros filmes sobre el conflicto norirlandés y la Alemania de la precariedad social.

Fueron tres formatos de denuncia —la del argelino francés Rachid Bouchareb, el alemán Edward Berger y el francés Yan Demange— de seres acosados que tratan de hacer las cosas bien o enderezar su vida en un entorno que les condenó.

La voie de l'ennemi, título original en francés para un filme que discurre en inglés y español y que es una revisión de Two Men in Town (1973), coloca a un contenido Whitaker contra las cuerdas, recién salido de prisión tras 18 años por el asesinato de un policía y tráfico de drogas.

El gigante Whitaker impactó en la Berlinale, en una jornada en que se presentó el primer filme alemán a concurso, Jack, una película apuntalada en un niño (Yvo Pietzcker) que protege a su hermano menor y cuida además de una madre postadolescente sin oficio conocido y muchos novios pasajeros.

La tercera película a competición, ‘71, trasladó la Berlinale a un conflicto, el norirlandés, en 1971. Un escenario que tal vez queda algo fuera de la agenda cinematográfica y política actual, pero que el francés Demange retoma con valentía. Su ser hostigado es un soldado británico, Jack O'Connell, que cae en territorio de nadie o de todos: la línea divisoria de un barrio.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia