La Revista

La codicia amenaza el patrimonio en Egipto

La inestabilidad política es aprovechada por ladrones de tumbas.

La Razón (Edición Impresa) / El País / El Cairo

00:00 / 05 de enero de 2014

Las riquezas del Antiguo Egipto han tentado la codicia humana desde tiempos inmemoriales. “El robo de las tumbas” es el título de un papiro de la época de Ramsés IX, alrededor del año 1.100 a.C., y constituye el primer registro de un hurto cometido en un monumento funerario faraónico.

Este problema y, en general, los desafíos en el mantenimiento del rico patrimonio histórico de Egipto, se han acentuado durante los últimos tres años a causa de la inestabilidad social y política que azota el país árabe desde la revolución de 2011. “Estos desafíos no son nuevos, pero sí se han agravado notablemente con el caos reciente”, afirma el egiptólogo Mohamed Badran.

Uno de los ejemplos más flagrantes es la necrópolis de Dahshur, situada a unos 40 kilómetros al sur de El Cairo e incluye varias pirámides, entre ellas la Roja y la Inclinada, dos de las más antiguas y mejor preservadas. El 28 de enero de 2011, el día que los manifestantes consiguieron ocupar por primera vez la plaza Tahrir y la Policía se esfumó, un grupo de ladrones se presentó con excavadoras en la necrópolis en busca de tesoros arqueológicos.

“No podemos saber cuántos restos extrajeron. Pero es evidente que algunos hicieron un buen negocio. Poco después se empezaron a ver casas renovadas y lujosos coches por el pueblo”, cuenta Khaled Sakkari, un guía turístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia