Cultura

Alegría y diversidad se imponen en Bolivia

Tradiciones, agua, disfraces y belleza forman parte de las carnestolendas en el país

La Razón (Edición Impresa) / Y. Donoso, A. Melgarejo, I. Condori / SUCRE, COCHABAMBA, SANTA CRUZ

00:00 / 16 de febrero de 2015

La alegría y diversidad carnavalera continúan en Bolivia. Disfraces, agua, reinas, danzas, tradiciones a flor de piel, aún se palpitan en el país.

En Sucre se presentaron gigantes alegorías con imágenes tradicionales. Fue el reinado de la chola chuquisaqueña y los waca wacas. También hubo bastante juego con agua.

La entrada organizada por la Asociación de Confraternidades de Sucre y el municipio presentó a 35 grupos entre pandillas, danzas y alegorías. Esta última categoría fue la más aplaudida por los cientos de espectadores.

En la ciudad de Cochabamba los niños dieron rienda suelta a su alegría en el Corso Infantil. La entrada carnavalera contó con la participación de al menos 500 inscritos, entre comparsas, grupos, tríos, dúos y solistas.

“Es una jornada importante en la que los papás incentivan a sus hijos, la población entera se dio cita en esta actividad que me pone contento porque ayudamos a recuperar nuestras costumbres”, aseveró el alcalde del Cercado cochabambino, Armando Vargas, al iniciar la actividad.

La variedad se impuso durante la entrada. Abejitas, mariposas, hadas y personajes de Disney estuvieron representados por niños y niñas. También hubo padres que se inspiraron en los protagonistas de películas. Hubo disfraces de los filmes Transformes, Maléfica, Thinker Bell, Chuky y otros.

Tradición. La noche del sábado Santa Cruz vivió una fiesta. La belleza de las reinas, las leyendas, las costumbres, los cuentos del oriente boliviano, los juegos populares, los personajes cruceños, la flora, la fauna y la expresión de la cultura agrícola y ganadera, resplandecieron en la entrada de las carnestolendas.

La reina del Carnaval, Anabel Angus, puso en marcha la fiesta “más grande de los cruceños” bajo la temática “Mi pueblo está de fiesta”.

El carro alegórico de Anabel tenía 11 metros de alto, 25 de largo y un volumen de 20 toneladas. Fue inspirado en costumbres, juegos populares, baile, música y la infraestructura de la Santa Cruz del ayer.

El actor Jude Low fue uno de los invitados de honor al festejo. Disfrutó de las comparsas y los saltos de alegría de los cruceños en el Cambódromo.

En Tarija la fiesta se vivió con el sabor del vino y las coplas; en Pando y Beni reinó la belleza de la mujer oriental. En Bolivia entera la fiesta sigue.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia